Las ‘startups’ más innovadoras, a la cabeza del cambio económico del futuro | Nuevos Tiempos en EL PAÍS

Mientras ojeaba documentos para elaborar su tesis doctoral, Diego Amores encontró un artículo científico que le impactó tanto que decidió complementar su incipiente carrera docente en la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM) con un nuevo oficio: granjero de larvas de mosca. En ese informe que llegó a sus manos parecía relevarse un secreto rentable, el uso de insectos para eliminar basura orgánica. Aunque el proyecto empresarial de Amores, de seis años de vida y llamado Entono Agroindustrial, es más complejo que eso: contacta con empresas que generan grandes cantidades de residuos, investiga su tipología en un laboratorio y les propone construir junto a sus fábricas una planta de cría de larvas de la mosca negra soldado (Hermetia ilucens) para que estas devoren los desechos y los transformen en materia prima aprovechable. Todo el proceso se gestiona a través de un equipo de alta tecnología. «La larva de este insecto tiene un apetito voraz. Puede comer casi cualquier cosa, desde lodos de depuradoras hasta el bagazo derivado de la producción de cerveza. Es una forma limpia de que las empresas gestionen sus residuos y saquen un rendimiento económico», explica Amores, que continúa como profesor en el Departamento de Tecnología de la Alimentación de la UCAM.

El proyecto de Amores es un reflejo de las nuevas startups que marcarán el ritmo de la economía del futuro: colaborativa, verde y con una finalidad financiera, pero también social. Para Jordi Escruela, subdirector de Innovación de Correos e impulsor de la incubadora Correos Labs, se le suma otra condición esencial: «Las startups del futuro deben aportar disrupción e innovación. Un país como España no necesita emprendedores que repliquen ideas que ya funcionan en otras industrias o regiones. Ideas como las de Entono Agroindustrial son increíbles», califica. El último estudio de la Fundación Bankinter sobre tendencias de inversión en España en 2020, publicado en abril, anuncia que esta parece mantenerse en el sector. Noticias relativamente positivas para el emprendimiento en estos momentos.

Antes de que la larva se metamorfosee en mosca, en Entono Agroindustrial se la sacrifica para obtener tres materias primas valiosas: proteínas, grasas y quitina. Según Amores, un resultado con gran valor económico que luego la empresa vende a otros negocios de alimentación animal, farmacéuticas o de biocombustible. De hecho, Amores ya trabaja con gigantes como la cervecera Mahou San Miguel (en el marco del Proyecto de Innovación Biopro), Ferrovial y la empresa británica de biotecnología Unibio. Una realidad, la de crear una startup que ofrece un producto innovador que interesa a las grandes empresas, que parecen estar viviendo cientos de nuevos negocios que no solo consiguen rentabilidad, sino también implantar un modelo que la mayoría de expertos prevé que podría ser un salvavidas para el sistema económico en la era poscovid. ¿Qué puntos tendrán que cumplir estas empresas emprendedoras para consolidarse?

Proyectos colaborativos e inteligencia artificial, en el ‘top’

Contar con el respaldo financiero de una entidad superior, empresas privadas o aceleradoras como la de Escruela sigue siendo fundamental: el apoyo del grande al pequeño. Sin embargo, ese dinero se depositará fundamentalmente en aquellas startups que sepan adelantarse a las oportunidades del mercado de la pospademia en el que, de una manera u otra, estamos ya inmersos. De hecho, en estos momentos, para atraer a inversores hay que tener claro que lo que buscan fundamentalmente son ideas íntimamente relacionadas con la inteligencia artificial o proyectos colaborativos que conecten empresas y creen alternativas a viejas estructuras empresariales. En definitiva, innovación para los nuevos tiempos.

Por ejemplo, el uso de insectos como recicladores no es nuevo. Pero, como ocurrió con Amazon (donde lo revolucionario no era vender libros, sino cómo comercializarlos por Internet), el punto fuerte de Entono Agroindustrial es su modelo de negocio, totalmente colaborativo. Esta es otra de las características que los expertos apuntan para tener éxito. «Nosotros no nos dedicamos a montar una granja de este insecto en un lugar fijo. Trabajamos conjuntamente con empresas para diseñar cuál es la granja de larvas que mejor se adapta (por tamaño y presupuesto) a su negocio, construimos la edificación cerca de su industria, obtenemos la materia prima resultante y somos los intermediarios comerciales de la misma con otras compañías que quieren comprarla», explica Amores.

El interés por startups relacionadas con la inteligencia artificial se está materializando en la inversión en nichos como las plataformas que conectan a jugadores de videojuegos en tiempo real (caso de Streamoots, ganadora del South Summit 2020); apps que identifican a influencers de todo el mundo y analizan su público (como Influencity); plataformas de alquiler de habitaciones que seleccionan el perfil del inquilino que busca el propietario (caso de Badi); y también negocios relacionados con la salud, las fintech (tecnología financiera) o las empresas que facilitan la automatización de los procesos logísticos de envíos de paquetería, uno de los sectores a los que muchos nuevos emprendedores parecen haberse sumado tras los problemas de movilidad ocasionados por el virus.

La logística, un sector con futuro

La gestión de los envíos ha despertado el interés de especialistas de otros sectores como Raúl Martín, director del hub de innovación en alimentación KM Zero. «Todo lo que tiene que ver con la logística, especialmente sostenible, es uno de los ejes del emprendimiento actual. Estos días estamos realizando el evento Ftaks’20 sobre tecnología y alimentación en Valencia, y el 20% de las startups que han aplicado para estar presentes son del sector logístico», subraya Martín.

AllreadMLT es el ejemplo perfecto que representa el despegue de este sector en el ámbito de la innovación. El triunfo de su idea de negocio consiste en la creación de un algoritmo que permite a cualquier dispositivo con cámara encontrar y procesar de manera automática cualquier texto, símbolo o código de valor (número de un contenedor de mercancías, matrículas, símbolos de productos peligrosos…) que se encuentre en las imágenes con las que trabaja una cadena de suministro. «Hasta ahora, las empresas de logística necesitaban un hardware para cada problema. Por ejemplo, en un puerto tenías una cámara para leer el código del contenedor, otra para leer las matrículas de los camiones y otra para leer el símbolo de productos peligrosos. Con nuestra idea, podemos enseñar a un solo dispositivo a identificar todo eso», explica el CEO de la empresa Miguel Silva-Constela.

En algo más de un año, AllreadMLT quedó finalista en el evento de startups Reto Lehnica de Correos y ya ha conseguido una financiación privada de 700.000 euros. A la empresa de paquetería se le han sumado otros clientes como Telefónica o IAG Cargo. «Nuestro objetivo es democratizar soluciones de visión inteligente de las cadenas de suministro. Que cualquier empresa pueda acceder a esta tecnología comprando una app sin tener que hacer una gran inversión», cuenta Silva-Constela.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!