Las obras del puente del Centenario impiden la visita del Juan Sebastián Elcano

La fotografía  del buque escuela Juan Sebastián Elcano arribando a puerto bajo el puente del Centenario es un imposible. Lo certifican los cálculos que la Armada ha realizado a petición de la Autoridad Portuaria de Sevilla, que había solicitado una visita del barco para la celebración del quinto aniversario de la primera cincunnavegación a la Tierra. La oportunidad se había presentado en forma de crucero de instrucción, el número 92 que realiza el buque militar desde su botadura en el astillero de Cádiz, que recreará el itinerario que realizaron Magallanes y Elcano hace cinco siglos. Los insignes marinos partieron desde los muelles sevillanos en 1519, completando el mayor hito de la historia de la navegación tres años después.

El barco militar hará escala en los principales puertos que recorrieron durante aquel viaje, a excepción de la capital andaluza, que se queda fuera por las dificultades que presenta el paso bajo el puente del Centenario. Apesar de que se construyó teniendo como referencia el palo mayor de este bergantín goleta –el primero de los dos centrales–, el análisis que ha hecho la Armada indica que «está muy justo», como confirma a ABC el presidente de la Autoridad Portuaria, Rafael Carmona, que también alude a otros obstáculos como los cables de alta tensión que conectan la subestación eléctrica de Guadaíra con la de Torrecuéllar a la altura de la antigua esclusa. «Eso se podría haber resuelto, porque se puede soterrar o buscar una alternativa, pero no lo del puente», admite el responsable.

Aún logrando una solución técnica para su acceso, el tiempo juega, igualmente, en contra de esta vieja aspiración de la ciudad de recibir al buque escuela español en el muelle de las Delicias, pues la obra de sustitución de los tirantes del puente del Centenario rebajarán su altura de galibo, la que va desde el tablero a la lámina de agua. Las estructuras metálicas que se instalarán en los laterales para su ampliación reducen la distancia en 1,5 metros, impidiendo así cualquier otra posibilidad de acceso. Y dado el delicado estado de los tensores, el Ministerio de Fomento tiene previsto iniciar los trabajos en unos meses.

Ante esa certeza, la Armada ha cerrado el itinerario del siguiente crucero de instrucción, que partirá desde Cádiz, como es habitual en cada expedición, el próximo mayo. El barco viajará por Santa Cruz de Tenerife, Río de Janeiro (Brasil), Buenos Aires (Argentina), San Juan (Argentina), Punta Arenas (Chile), Valparaíso (Chile), El Callao (Perú), Guayaquil (Ecuador), Acapulco (México), Honolulú (Estados Unidos), Guam (Estados Unidos), Hong-Kong (China), Manila (Filipinas), Ternate (Indonesia), Yakarta (Indonesia), Bombay (India), Masqat (Omán), Alejandría (Egipto), La Valetta (Malta), Palma de Mallorca y Cartagena, sin parada alguna en Sevilla, según adelanta este viernes La Voz de Cádiz.

Sin embargo, el Puerto no renuncia a esa deseada visita y lo intentará de nuevo proponiendo a la Armada puntos de atraque alternativo en los muelles de entrada a la ciudad que están situados justo antes de llegar al puente. De esa forma, no habría condicionante alguno de carácter técnico. «Aún no hemos concretado el plan, que trasladaré tanto al alcalde como a los altos mandos militares, pero sería posible facilitar la visita de los ciudadanos, que se desplazarían en autobuses lanzadera», explica.

Loading...

De aquí a tres años el Puerto de Sevilla será el escenario de muchas de las actividades que se celebrarán relacionadas con la conmemoración del V Aniversario de la Primera Circunnavegación. Rafael Carmona considera que «si este no es el momento de que el buque escuela visite la ciudad cuándo se presentará otro mejor». Por eso no cejará en el intento.

La única referencia que existe de la presencia del Juan Sebastián Elcano a la capital andaluza es en noviembre de 1929, coincidiendo con la celebración de la Exposición Iberoamericana. De su estancia se hizo eco ABC de Sevilla, que por esas fechas apenas llevaba unas semanas en la calle. Después de aquello no hay constancia de nuevas escalas. Ni siquiera la Autoridad Portuaria tiene documentos que lo acrediten y ahora espera con paciencia incluirlo en el registro de atraques.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *