Las mejores picadoras eléctricas para la cocina | Escaparate

Cualquier electrodoméstico que ayude a cocinar siempre es bien recibido, no sólo porque facilita la tarea que nos disponemos a hacer (sobre todo si somos poco habilidosos) sino porque ahorran mucho tiempo que podemos invertir en otras cosas. Uno de estos aparatos son las picadoras eléctricas.

Por sus características, estos pequeños electrodomésticos tienen la capacidad de trocear muy fino y en apenas unos segundos los alimentos que elijamos. Así, sobre todo vienen muy bien para utilizarlas con pimientos, zanahorias, calabacines, berenjenas o cebollas, y ciertas frutas. Pero también con la carne que compramos en el supermercado para preparar, por ejemplo, unos canelones, unas hamburguesas o, incluso, unas croquetas. Asimismo, algunos modelos permiten picar frutos secos como nueces o almendras y si estamos en verano podemos picar hielo y preparar un delicioso granizado para sobrellevar mejor las altas temperaturas.

Comparativa de picadoras eléctricas caseras

Para realizar esta comparativa, hemos fijado un presupuesto económico máximo de 55 euros. Las picadoras eléctricas seleccionadas son las siguientes: Cecotec TitanGlass 1000 (7,5), Homeasy HE-06-1 (9), Moulinex Multimoulinette Picadora 6 en 1 (8,5), Nestling MGB-120 (8,75) y Philips Daily HR1393/00 (7,5).

Al analizarlas y puntuar con una valoración media final, hemos tenido en cuenta algunos criterios como los siguientes:

– Materiales: la elección de los materiales es importante porque estos determinan a largo plazo la durabilidad y la resistencia del electrodoméstico.

– Cuchillas: todos los modelos incluyen cuchillas fabricadas en acero inoxidable. Sin embargo, la respuesta que ofrecen si se comparan resultados no es la misma.

– Potencia: en función de los tipos de alimentos que vayamos a utilizar con la picadora, necesitaremos más o menos potencia.

– Rendimiento: ¿Cumple el electrodoméstico con su funcionalidad? ¿Qué tal es la experiencia de uso?

– Limpieza: si las piezas son aptas o no para el lavavajillas. Si no lo son, que al menos esta tarea se pueda desempeñar de forma fácil.

Cuál es la mejor picadora eléctrica barata

A lo largo de varias semanas, hemos probado cada una de estas cinco picadoras eléctricas. Sobre todo, las hemos utilizado con alimentos como las cebollas, el apio, calabacines, lechuga, ciertas hierbas aromáticas para cocinar como el perejil. En cuanto a carnes, nos hemos decantado por la ternera y el pollo.

Esto nos ha permitido comprobar qué tal se desenvuelve cada una y cómo es el grado de picado. En especial, con la carne porque tras haberla picado realizamos distintas elaboraciones para comprobar cómo quedaba la textura.

Todas las picadoras eléctricas han demostrado ser una excelente ayuda en la cocina, pero quien ha obtenido la mejor puntuación es el modelo para carne, frutas y verduras Homeasy HE-06-1. A pesar de que su potencia es la más baja de todas (con 350 vatios) ha demostrado estar a la altura. Integra, además, dos velocidades y las calidades de sus materiales nos parecen los mejores.

Homeasy HE-06-1: nuestra elección

El diseño, el acabado y la construcción de esta picadora de alimentos nos ha gustado de manera especial. El material predominante es el acero inoxidable que encontramos, por ejemplo, en sus cuatro cuchillas desmontables y el bol de dos litros de capacidad que incluye. Por cierto, que debajo de éste hay un tapete de goma antideslizante con un grado de adherencia a la superficie muy bueno.

Se controla a través de dos botones situados en su parte superior. Sirven para elegir el tipo de velocidad deseada: la ‘I’ es más suave y menos potente que la ‘II’. Así, mientras que la primera es idónea para verduras como el apio y otros alimentos como la cebolla o el pimiento, la segunda se recomienda para alimentos con ´más consistencia’ como las carnes. Nosotros la hemos utilizado con carne de ternera para preparar distintas elaboraciones como una lasaña, unas albóndigas y hamburguesas caseras y la textura al paladar resultó muy agradable.

Aunque su potencia (350 vatios) es ligeramente inferior a otros modelos esto no afecta al rendimiento que ofrece. Es preferible no usarla de continuo, es decir, lo recomendable es tenerla funcionando en cortos intervalos de tiempo, detenerse y luego continuar hasta acabar. Las cuchillas (por cierto, de muy buena calidad) y el bol se limpian de forma cómoda y sencilla a mano.

Nestling MGB-120: la alternativa

Su diseño es completamente diferente al de sus competidoras porque luce una apariencia más profesional. Eso sí, su tamaño y peso son superiores. Está fabricada en acero inoxidable y el proceso de puesta en marcha es más fácil de lo que parece.

Junto al manual de instrucciones, viene con distintos accesorios como, por ejemplo, un empujador de alimentos para introducirlos de manera segura. Basta con pulsar el botón ‘ON’ situado en uno de sus laterales para que ‘entre en acción’. Las pruebas las hemos centrado, sobre todo, con la carne para poner a prueba esos accesorios que antes comentábamos. Al empujador de alimentos, hay que sumar tres placas de corte de distinto diámetro fabricadas en acero inoxidable que hacen que la carne picada quede más o menos fina; estas placas de corte tienen un diseño de ‘quita y pon’ en función de si elegimos la de 3, 5 o 7 mm. Se sitúa entre la cuchilla de corte y el anillo de fijación. Es importante, eso sí, que los trozos de carne o del alimento que elijamos no sean demasiado grandes si no queremos que la máquina se atasque: si esto sucediese, habría que pulsar su botón ‘R’ (está al lado del de encendido) para que esta retroceda sobre sus pasos.

Además, incluye un tubo de salchichas (en el caso de preparar este embutido por nuestra cuenta) y un juego de accesorios Kubbe para preparar albóndigas. La experiencia de uso no puede resultar más sencilla y el electrodoméstico se desenvuelve fenomenal. Está equipada con un motor de cobre de 400 vatios de potencia y que la limpieza de piezas y accesorios es fácil porque la suciedad acumulada se desprende bien (nos ayudamos de un pequeño cepillo).

Moulinex Multimoulinette Picadora 6 en 1

Pequeña pero potente. Así es esta mini picadora que con un peso de apenas un kilogramo incorpora un motor de 500 vatios (es la cifra más alta de la comparativa) que, además de picar, mezcla, trocea, machaca, muele… Así, viene con dos tipos de cuchillas porque en función de los alimentos elegidos se usan unas u otras. Las más afiladas son para los alimentos con una textura suave y las otras, las dentadas, para los más duros. Sobre todo, nos ha gustado como trocea ciertos alimentos como las verduras porque las deja bastante pequeñas, y aunque con la carne picada el resultado no está mal, otros modelos nos han convencido más en este apartado. Existe la opción de elegir entre dos velocidades.

Mientras que la calidad de estas cuchillas proporciona buenas sensaciones, creemos que el acabado y los materiales elegidos para el cuerpo son ligeramente mejorables. La capacidad del recipiente donde se depositan los alimentos es de 500 ml. Todas las piezas se pueden lavar en el lavavajillas como sucede, por ejemplo, con la picadora Cecotec TitanGlass 1000. Como complemento, incluye un accesorio para salsas emulsionadas, aunque no lo hemos probado de manera específica.

Cecotec TitanGlass 1000

Con un peso de 1,7 kg y un tamaño compacto (sus dimensiones son de 160 x 160 x 260 mm), no sólo desempeña las funciones de una picadora. También trocea, tritura y pulveriza. Así, funciona a través de un solo botón y su fabricante, además, ha desarrollado un sistema al que ha bautizado como ‘ControlSpeed’: lo que hace es que el electrodoméstico regula por sí solo la velocidad a la que funciona según la intensidad o fuerza con la que se presiona este botón. La idea está bien, sobre todo porque proporciona distintos tamaños de corte.

Alcanza una potencia de 400 vatios y sus prestaciones como picadora han cubierto nuestras necesidades. Sobre todo, se ha utilizado con carne, pimientos, cebollas y zanahorias…. Nos ha llamado la atención que las cuchillas se pueden usar con dos o cuatro hojas gracias a su diseño desmontable. Esto permite que se adapte de forma más fácil a cada tipo de alimento, ya que cada uno presenta un grado de dureza y textura distinta.

Las cuchillas han sido recubiertas con titanio para mejorar su durabilidad, aunque la calidad del material de la parte final donde van encajadas es mejorable. Luce acabados en acero inoxidable, incluye una base antiadherente para una estabilidad y viene con un hueco recogecables. El bol de un litro de capacidad está fabricado en cristal.

Philips Daily HR1393/00: mejor relación calidad-precio

El modelo más económico de esta selección presenta un diseño muy sencillo disponible en color blanco. Apto para el lavavajillas, está fabricado en plástico y su recipiente tiene una capacidad de 0,7 litros. Las cuchillas son dos, están fabricadas en acero inoxidable y nos han llamado la atención por su buen afilado y esto se nota en su rendimiento y en lo bien que funciona. Para que la picadora comience a trabajar basta con ejercer una leve presión en la parte superior del electrodoméstico.

Alcanza una potencia de 450 vatios y si os gustan los alimentos muy picados es una opción a tener en cuenta. Por cierto, es recomendable que al depositar en su recipiente los alimentos a picar evitemos echar cantidades muy grandes para que el resultado sea mejor. La hemos probado con cebolla, calabacín, pimiento y perejil, entre otras verduras y hierbas, y los resultados fueron bastante satisfactorios. En cuanto a las carnes, además de la ternera, hemos picado pollo y trocitos de jamón para unas deliciosas croquetas.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!