Las mejores limas eléctricas para los pies | Escaparate

Como ya comentamos en la comparativa de masajeadores de pies, es necesario cuidar muy bien de nuestras extremidades inferiores, fundamentalmente porque soportan nuestro esqueleto y permiten desplazarnos de un sitio a otro. Sin embargo, muchas veces este cuidado no se tiene en cuenta o se olvida y como consecuencia de ello aparecen los problemas: callos, talones con grietas, pieles muertas o durezas son algunos de los ejemplos más comunes. Para facilitar la tarea de cuidar los pies, los dispositivos que ayudan a hacer la pedicura en casa, como las limas eléctricas, se han vuelto muy populares.

Destacan por su facilidad de uso y por incorporar, al menos, un cabezal o rodillo que hay que pasar por la zona a tratar. Así, cuando este elemento entra en contacto con la piel, se produce un movimiento de 360º a alta velocidad; por lo general, es fácil encontrar los repuestos de estos cabezales una vez que agotan su vida útil. Además, es habitual que tengan un diseño impermeable que facilita su limpieza en el agua. Mientras que algunos funcionan con pilas, otros incorporan una batería recargable que se alimenta a través de una conexión microUSB.

¿Cuál es la mejor lima para los pies profesional?

Los dispositivos elegidos para hacerse la pedicura en casa son: Doctor Scholl Velvet Smooth (9), MyCarbon, lima eléctrica para pies (9), Own Harmony CR900 (8,25), Wolady, lima eléctrica para pedicura (8) y Bedee, pies cuidados (7,25). Han sido analizados y han recibido una valoración media final tras el análisis de algunos criterios como los siguientes:

– Ergonomía: ¿se manejan de forma cómoda los dispositivos?

– Construcción: esta calidad se ha evaluado desde una doble vertiente. Por un lado, el aparato en sí. Por otro, los cabezales.

– Masajes: la calidad del masaje es fundamental, cómo se siente uno tras finalizar una sesión, si los pies se notan más descansados y aliviados…

– Rendimiento: cómo se ha ‘comportado’ cada una de las propuestas y si su uso efectivamente te ayuda a cuidar de los pies.

Comparativa de las mejores limas para los pies eléctricas

A lo largo de estas últimas semanas, hemos ido probando cada una de estas cinco limas eléctricas para hacerse la pedicura en casa de forma independiente para, de este modo, verificar su manejo, funcionamiento y el resultado que ofrecen a la hora de tratar pieles muertas, talones agrietados, callos pequeños y durezas.

Para ello, antes de utilizarlos nos hemos lavado y secado los pies para luego aplicar el dispositivo en sesiones de unos diez minutos aproximadamente. Una vez que termina el proceso, nos echamos una crema hidratante específica para pies. Hay que recordar que la utilización de este tipo de productos exige constancia por nuestra parte para lograr los resultados deseados y poder mantenerlos también.

Aunque hay dos modelos que han conseguido la puntuación más alta, el dispositivo ganador ha sido la lima eléctrica para pies MyCarbon. En nuestra opinión, es el que ha ofrecido un rendimiento más alto y una eficacia superior. Además, incluye tres cabezales y con respecto a los modelos que se alimentan a través de una batería es el que menos tarda en cargar.

Lima eléctrica para pies MyCarbon: nuestra elección

Comparte con la propuesta de Doctor Scholl un mecanismo mediante el cual el cabezal se detiene si ejerces demasiada presión sobre la zona a tratar por una cuestión de seguridad. También la posibilidad de elegir entre dos niveles de potencia que, en esta ocasión, son de 2.400 y 2.800 rpm; sobre su competidora, y en nuestra opinión, la potencia que brinda la lima de MyCarbon es ligeramente superior y mejor.

Su diseño promete una absoluta libertad de movimientos y sus 66 x 134 x 33 mm garantizan un cómodo manejo. Además, es impermeable. ¿Qué tal la experiencia de uso? Se trata de un modelo eficaz que elimina con una alta eficiencia las durezas y pieles muertas, pudiendo tratar también callos gracias a unos cabezales giratorios de 360º que hacen muy bien su trabajo. Se comercializa con tres tipos de rodillos porque, en función del estado de la piel hay que utilizar uno u otro, que dejan buenas impresiones tras su uso. El resultado es una piel suave y lisa. Mientras que el rodillo ‘normal’ incluye una cubierta protectora que permite que la lima se coloque en posición horizontal, los otros dos incorporan plásticos protectores que protegen los cabezales mientras no se usan. Como característica diferencial, en la parte trasera descubrimos una pequeña luz LED que aporta claridad a la zona por donde se pasa.

Funciona con una batería que se recarga en algo más de dos horas y su autonomía nos parece acertada (cerca de 40 minutos). Si queremos utilizar la lima mientras se está cargando también se puede hacer. La limpieza de los rodillos no tiene ninguna dificultad y nos podemos ayudar del cepillo pequeño que encontramos en su caja.

Lima eléctrcia Doctor Scholl Velvet Smooth: la alternativa

Esta lima electrónica para los pies se alimenta de cuatro pilas AA que vienen en su caja. Es su punto más negativo, pues una batería recargable hubiese sido la mejor opción. Junto a estas pilas, el fabricante ha incluido un recambio exfoliante que, además de exfoliar la piel de los pies, se puede utilizar con la parte inferior de las piernas. Esta exfoliación resulta suave y produce una agradable sensación.

El proceso que permite intercambiar este accesorio con el cabezal de durezas persistentes que incorpora la lima eléctrica es muy sencillo: basta con hacer clic en el botón lateral situado en la parte superior para poner uno y quitar el otro. Es un producto que nos ha gustado mucho y que resulta muy eficaz a la hora de eliminar las durezas e imperfecciones en la piel de los pies: así, a medida que lo usas notas como están cada vez más suaves.

Un detalle importante, y que comparte con otros modelos de la marca, es que ha sido provista de un sistema que garantiza su uso seguro; si se ejerce una presión excesiva sobre la piel, el cabezal se bloquea para evitar hacernos daño.

Se puede usar tanto con la piel seca como mojada, y se controla a través de dos velocidades que se seleccionan desde la parte central del mango donde se ubica también el botón de encendido. El diseño no sólo es bonito sino ergonómico. La calidad de sus materiales cumple muy bien con nuestras expectativas.

Lima eléctrica Own Harmony: mejor relación calidad-precio

Agarre con un diseño óptimo que favorece su sujección, botón de bloqueo de seguridad integrado que evita el uso de la lima eléctrica por error, estructura a prueba de salpicaduras gracias a su certificación IPX5… Estas son algunas de las características disponibles en este modelo de la firma de belleza y cuidado Own Harmony. Se trata de una propuesta que al igual que el resto de dispositivos garantiza una cómoda usabilidad.

Se puede utilizar incluso estando conectado a la toma eléctrica (está provisto de un cable de carga USB que viene en su caja) si nos urge ya que funciona mediante una batería interna que en condiciones de uso normal puede durar hasta 45 minutos; completar una recarga lleva bastante tiempo y esta espera puede resultar tediosa.

Su motor denota una buena potencia y sus rodillos (incluye tres cabezales), cuando entran en contacto con la piel, realizan su cometido de manera eficaz a medida que pasan los minutos. Estos rodillos son impulsados por un motor giratorio que produce movimientos de 360º y están fabricados con unos microcristales que hacen que la piel se note más suave.

Lima eléctrica para pedicura Wolady

Desde el punto de vista estético, es el modelo que más nos ha gustado. Comparte con sus oponentes un diseño ergonómico, compacto y ligero a prueba de agua. También, a excepción de la lima Doctor Scholl Velvet Smooth, su fuente de alimentación: una batería cuya autonomía promete muchos minutos de uso, hasta 120 según su fabricante. Sin embargo, lo que nos ha resultado más interesante es que la parte frontal, casi al final del mango, incorpora una pantalla LCD que informa acerca de cuánta batería le resta antes de ponerla a cargar de nuevo.

Con dos velocidades de funcionamiento a elegir, viene con tres rodillos. Todos están recubiertos por unas micropartículas minerales, como suele ser habitual en esta clase de dispositivos, y aunque su calidad se percibe un poco inferior a la hora de ‘actuar’ se desenvuelven mejor de lo esperado. Hay un rodillo de fino grosor para el tratamiento de pieles delicadas y piel muerta y callos de manos (aunque esta última posibilidad no la hemos probado específicamente; otro llamado ’rodillo regular’, que es apropiado para los callos formados recientemente y pieles normales; y un tercer rodillo más grueso también para pieles muertas pero callosidades duras. Se ha testeado, sobre todo, este último y aunque los resultados han sido mejores de los previstos en ciertos momentos echas de menos más potencia.

Lima eléctrica Bedee

Está entre las tres opciones más económicas y presenta un diseño ergonómico y ligero que favorece su usabilidad, con la ventaja de que puede utilizarse incluso debajo del agua. Funciona gracias a una batería interna que hay que recargar: esto supone un punto importante a su favor, aunque la principal desventaja es que para alimentarla hay que invertir unas ocho horas. A cambio, obtienes una autonomía próxima a la media hora.

Llama la atención, por otro lado, que venga con cinco cabezales intercambiables. Se pueden sustituir de manera fácil y su limpieza no resulta excesivamente complicada. Estos cabezales efectúan movimientos rotatorios de 360º y su calidad y eficacia proporcionan unos resultados bastante correctos. Eso sí, en ocasiones echas en falta una mayor potencia o fuerza, sobre todo si las durezas resultan muy profundas. En cambio, la eliminación de la piel muerta la resuelve bien. Quizás para los callos en particular no sea la opción más adecuada.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!