Las empresas que han «abandonado» a Huawei: la alargada sombra de la nueva «Guerra Fría»

Huawei se encuentra en el ojo del huracán en el enfrentamiento entre Estados Unidos y China tras la inclusión de la firma en la «lista negra» del gobierno estadounidense, entre acusaciones de espionaje. A todo ello, se le suma la prohibición de adquirir componentes y servicios en su país emitida por Trump. En paralelo Google decidía romper con el fabricante chino y vetar el uso de sus actualizaciones o aplicaciones y el martes, el Departamento de Comercio estadounidense, concedía una tregua de 90 días – hasta el próximo 20 de agosto- a Huawei. Por todo lo anterior, en las últimas horas, varios fabricantes de componentes y operadores, de mercados tan relevantes como Japón o Reino Unido han puesto tierra de por medio: ¿Al margen de los fabricantes de tarjetas SD? Huawei podría estar fuera también del consorcio internacional de la industria de fabricantes de tarjetas de memoria SD y microSD, según ha publicado el portal japonés Sumahoinfo ya que la firma ha desaparecido de la lista de compañía que pueden usar el estándar de este tipo de unidades de memoría. Esto podría significar que ya tendría derecho a emplearlas en sus dispositivos. Confusión con Panasonic En las últimas horas, a partir de informaciones publicadas por el diario Nikkei, se daba a conocer que la nipona Panasonic suspendía su relación con Huawei, a la que suministraba ciertos componentes que se encontraban sujetos a las restricciones impuestas por Estados Unidos a la firma china. Horas después, Huawei lo negaba y aseguraba que la compañía japonesa «es un socio de coooperación importante» y que ambas partes seguían trabajando conjuntamente. Toshiba: en busca de componentes de EE.UU La misma publicación ha revelado este jueves que Toshiba ha decidido también suspender los envíos de componentes electrónicos al fabricante chino. El argumento de la multinacional japonesa ha sido el mismo que el de Panasonic: asegurarse de que entre lo enviado no haya productos fabricados en Estados Unidos y, por lo tanto, sujetos a las restricciones impuestas por Estados Unidos. Se trata, según esta publicación de discos duros, semicoductores o procesadores de alta velocidad LSI y que no supondrían un gran impacto en los ingresos de la compañía japonesa. En concreto, hasta el pasado mes de marzo, Toshiba y Huawei desarollaron un proyecto de internet de las cosas. NTT Docomo, Softbank y KDDI Este miércoles, las tres principales operadores de telefonía de Japón también tomaban la decisión de retrasar el lanzamiento del nuevo modelo de la marca china, el Huawei P30. En concreto, NTT Docomo anunciaba en un comunicado la interrupción de la recepción de pedidos hasta nuevo aviso. Horas antes hacían lo mismo Softbank y KDDI, que decidían retrasar la comercializaciíon del P30. Vodafone y EE A los reveses en el mercado japonés se han sumado en las últimas horas, la paralización de pedidos de «smartphones» de las operadoras británicas Vodafone y Everything Everywhere (EE), que estan ya desplegando sus redes móviles de 5G. En concreto, la primera anunció la semana pasada que a partir del próximo 3 de julio comenzaba a dar cobertura 5G en Reino Unido y, en España, a partir del próximo verano. Por otra parte, este miércoles aseguraba en un comunicado que suspendía los pedidos de Huawei Mate 20X 5G. En paralelo, Everything Everywhere, que estrenará su red 5G a finales de mes también ha suspendido las peticiones de terminales de la marca china y que estas no se reanudarán hasta que la situación se estabilice. ARM (Softbank): ¿Adiós a los chips? Otra de las compañías que ha decidido romper en los últimos días su relación es la diseñadora de chips y de software, ARM, con sede en Cambridge (Reino Unido) y controlada por Softbank, quien el pasado 16 de mayo informó a sus empleados de que suspendía sus negocios con Huawei. De nuevo, según documentos internos de la compañía revelados por la BBC, desde la tecnológica británica reconocían que muchos de sus diseños contenían «tecnología estadounidense». Por lo que podría afectarles las restricciones impuestas por Trump. En concreto, siempre en base a la información publicada por el prestigioso canal británico, se instaba a los trabajadores de ARM a paralizar «todos los contratos activos, respaldar derechos y cualquier compromiso pendiente» con la firma china y sus filiales.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *