Las cinco misiones europeas

No todo es coronavirus bajo el sol. Hay otros asuntos acuciantes que los científicos necesitan examinar y que los Gobiernos y la industria deben financiar de manera preferente. No es una tarea fácil. Hizo falta nada menos que un Planck para apoyar a un joven Einstein en quien nadie más creía. Financiar la ciencia y decidir sus prioridades es una tarea extremadamente difícil, y quien crea que el sistema funciona solo se equivoca tanto como pueda equivocarse un ciudadano culto. Por eso las campañas de crowfunding (micromecenazgo), como la que recabó fondos para construir un museo Tesla, pueden errar el tiro de medio a medio.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!