“Las calles parecen el apartamento de mi abuela”: las frases más lapidarias de Fran Lebowitz sobre cómo vivimos en las ciudades

Hay muchas cosas peculiares en Pretend it’s a city, la serie de Netflix. Para empezar, es bueno saber que la plataforma que, según se dice, exige a sus guionistas que incluyan un giro de la trama exactamente en el minuto siete del primer capítulo de cualquier cosa, haya colgado siete capítulos de media hora en los que no sucede nada, excepto que varias personas inteligentes hablan de lo que les apetece. Aunque lo más raro de todo es que nos permite asistir a un espectáculo poco común, en la televisión y en la vida: una señora habla y un hombre, que es su amigo, la escucha y le ríe las gracias. Se las ríe con ganas y con todo su cuerpo. La primera es Fran Lebowitz, y el segundo Martin Scorsese. Ambos llevan décadas siendo amigos y ya trabajaron juntos en otro documental, Public Speaking.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!