La vuelta al cole

Entre los primeros recuerdos de mi infancia anidan los comentarios de mi abuela sobre la “gripe española”. Hija y esposa de médicos, solía hacer referencia a ella como si se hubiera desatado por castigo divino, y cuarenta años después de extinguida la epidemia lamentaba todavía los sufrimientos de las víctimas, varias de las cuales entre sus familiares. Ya expliqué que la lectura de los periódicos de la época demuestra lo poco que ha avanzado la ciencia epidemiológica en algunos aspectos. Concretamente, en las medidas sociales a implementar como defensa contra la extensión del virus. Fotografías de gente con mascarillas, incitaciones a no salir de casa y a lavarse las manos una y mil veces, imágenes de hospitales de campaña al estilo del que se improvisó en Ifema, son casi idénticas a las actuales. Solo el atuendo en el vestir denuncia su antigüedad. Pero, al margen otras consideraciones científicas, existen diferencias sustanciales: entonces el mundo padecía la primera Gran Guerra y su población mundial era seis veces más pequeña que ahora. Por último, no había comenzado la revolución tecnológica que hoy permite el trabajo y el aprendizaje a distancia.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!