La vuelta al cole más deseada y la más improvisada | Sociedad

Conteniendo la respiración y cruzando los dedos. Así está siendo esta vuelta al cole. O como explica José L., madrileño y padre de dos niños: «Después de la reunión del consejo escolar donde nos contaron los protocolos con los medios que tenemos en nuestro colegio solo nos faltó rezar un padrenuestro». Las familias y profesores se debaten entre lo que consideran mejor para sus hijos y alumnos, y la indignación que generan la falta de previsión y la improvisación de la vuelta al cole más deseada (y la más protocolizada de la historia).

Seis meses después de que cerraran sus escuelas millones de niños están incorporándose a las aulas  de forma escalonada, con inquietud y cierto desasosiego, por la falta de planificación de las administraciones. Así te lo hemos relatado esta semana en la sección de Educación de EL PAÍS. Gracias por recibirnos una semana más en tu casa, por compartir esta newsletter y contactarnos si tienes alguna historia con la que podamos aprender.

La semana de las familias y los alumnos

«A lo mejor es que los políticos no tienen hijos y están un poco despistados», así justifica Lara, de 11 años el desbarajuste con el que se han encontrado muchos alumnos en el retorno a las aulas en este reportaje donde son ellos, los alumnos, los que dan ideas brillantes para el regreso a las aulas: «Es que lo están pensando todo al revés», dice Leo. «No nos han escuchado, ni tenido en cuenta», apunta Víctor. Quizás, si se bajaran de su atril y los escucharan más a menudo habría más soluciones y menos problemas. O como propone Aimar, quizás deberían seguir la estrategia del caracol, «Si los caracoles hablaran, nos enseñarían a esperar y decidir con calma y seguridad, que hay tiempo para todo”, propone.

Para ayudar a enfrentar esta vuelta al cole, los lectores de El PAÍS han tenido acceso a las preguntas y respuestas más importantes, a un vídeo explicativo con las normas básicas de seguridad, y a esta presentación gráfica de cómo son las dinámicas de La nueva escuela en la época covid.

A pesar de las ganas de volver al colegio, los protocolos y las normas de seguridad, muchas familias viven con desconfianza este retorno, dudan de que la gestión de esta crisis sea la adecuada y prefieren permanecer en casa, y educar a sus hijos en sus hogares. Esta semana explicaban cómo han planeado hacerlo. Mientras, la Fiscalía les recuerda que actuará ante el absentismo escolar injustificado por miedo a la covid.

La semana de los profes

Esta semana se publicó cómo iba a ser el reparto de los 2.000 millones de euros que el Gobierno central enviará a las autonomías a final de mes para destinarlo a Educación. Será proporcional a la población escolar y Andalucía, Cataluña, Madrid y Valencia concentran el 61% del total. Sin embargo, sólo la Comunidad Valenciana ha reforzado sus plantillas a tiempo para la llegada de los alumnos. El resto de comunidades están reclutando 39.000 profesores a contra reloj sin oposición para acercar las ratios a los 20 alumnos por aula. Y según el sindicato CC OO, ni siquiera serían suficientes para cubrir la ratio de 20 alumnos por aula, que requeriría 70.000 docentes.

En el encaje de bolillos de la reorganización escolar con menos alumnos por aulas, varias comunidades autónomas han optado por permitir grupos mixtos mezclando edades, una idea que no disgusta del todo a la comunidad educativa.

El desafío está servido, la improvisación también, ya que los alumnos de infantil y primaria están llegando a los centros antes que los refuerzos, que esta semana en Madrid ya se vio que iban a ser insuficientes. Más de 66.000 docentes soportaron colas masivas para hacerse las pruebas serológicas, después de haber sido convocados con apenas horas de antelación. Los resultados arrojaron que entre 2.000 y 2.500 debían repetirse la prueba tras un resultado inicial positivo. Los que se confirme que portan el virus deberán cogerse la baja y ser sustituidos, lo que aumentaría los 11.000 docentes de refuerzo en la región que aún se están gestionando.

Una semana que da mucho que repensar

En medio de este trepidante contexto en las aulas, conviene pararse a pensar. Por eso la educación ha protagonizado el primer reportaje de la serie de EL PAÍS para recuperar el estado del bienestar, ¿qué se puede hacer para salvar nuestro sistema educativo?

El epidemiólogo Quique Bassat recuerda hoy mismo en su tribuna ¿Más suspensos en la reválida de septiembre? que «mientras centramos nuestra atención en las escuelas, alguien debería recordar que universitarios, oficinistas, obreros, tenderos, trabajadores de fábricas y demás profesionales que también “vuelven al cole” siguen a riesgo de infectarse y enfermar, y que todos los suspensos que hemos acumulado en esta reválida merecen quizás que repitamos curso y quizás confinamiento».

Hasta la semana que viene.

Ayúdanos a difundir esta newsletter.

Gracias por seguir EL PAÍS EDUCACIÓN enTwitteroFacebook y compartir esta newsletter.

Si quieres recibirla,apúntate aquí.

Si crees que podemos aprender algo con tu historia, o quieres contactarnos escríbenos aeducacion@elpais.es

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!