La Universidad Libre de Berlín abre investigación al doctorado de la ministra de Familia

La información fue avanzada el viernes y publicada el sábado por el semanario progresista alemán Der Spiegel. De acuerdo con ese artículo, miembros de la página web VroniPlag, en la que voluntarios se dedican a analizar tesis de doctorado, encontraron en el trabajo de la ministra alemana de Familia, Franziska Giffey, «numerosas coincidencias de palabras o de textos sin que estuviera documentada la fuente». La Universidad Libre de Berlín, en la que fue realizada y que por tanto soporta la garantía de esa tesis, ha anunciado esta mañana que el trabajo será sometido a una investigación por posible plagio, a petición de la propia ministra.

Se pondrá en marcha «de inmediato el procedimiento correspondiente», informa la Universidad berlinesa en un comunicado. «Hice esa tesis a conciencia», ha declarado la socialdemócrata Giffey por su parte, que trabajó en el texto entre 2005 y 2009, una investigación en ciencias políticas llevada a cabo en el Instituto Otto Suhr de la Universidad Libre de Berlín sobre la política de la Unión Europea sobre la participación de la sociedad civil.

En declaraciones a la televisión pública alemana ZDF, el jurista y miembro de VroniPlag Gerhard Dannemann ha reconocido que «no es una tesis surgida de la combinación de otras cinco», pero insiste en que toma de otros textos frases y párrafos sueltos «en un considerable número de páginas». Según Dannemann, la autora «violó muy claramente las reglas de citas de fuentes de los trabajos científicos».

Alguna de las fuentes sí citadas en la tesis son igualmente criticadas por la plataforma, como un artículo de la enciclopedia colectiva digital Wikipedia sobre «Democracia deliberativa» y un documento de la Comisión de Cultura y Educación del Parlamento Europeo, que no contarían con los estándares de calidad requeridos. También es acusada de servirse de «fuentes arbitrarias» y «sospecha de fuentes deliberadamente engañosas, tergiversadas de conocimiento falso». Uno de los anónimos «cazadores de plagios», como se denominan a sí mismos, y que aparece bajo el nombre falso de Robert Schidt, ha advertido que «el caso Giffey reviste particular peligrosidad y compara el tamaño del supuesto plagio en esta tesis con la de Annette Schavan, que perdió su doctorado de la universidad de Düsseldorf y debió dimitir como ministra de Educación».

Dimisiones por plagio

Son ya varios los altos cargos de gobiernos de Angela Merkel que han debido dimitir por acusaciones similares. A Karl-Theodor zu Guttenberg, considerado entonces como el delfín de Merkel y que dimitió como ministro de Defensa, le fue retirado en 2011 el doctorado en Derecho por plagio. Lo mismo ocurrió con la exministra de Educación Annette Schavan dos años después. Muy sonada fue también la dimisión de todos sus cargos de la eurodiputada del Partido Liberal (FDP) Silvana Koch-Mehrin, Por el contrario, la ministra de Defensa, Ursula von der Leyen, pudo mantener su doctorado en medicina en 2016, tras superar acusaciones similares y después de un exhaustivo examen de su tesis que demostró que era original.

Loading...

Estos exámenes están a la orden del día, por otra parte. Hoy mismo le ha sido retirado su doctorado por pare de la Universidad Libre de Berlín al político de la Unión Cristianodemócrata (CDU) Frank Steffel, que anuncia un recurso. En el caso de Giffey, tratándose de una ministra, la mera apertura de la investigación podría acarrear su dimisión, puesto que la canciller Merkel ha demostrado ser inflexible ante este tipo de casos y ha impuesto la política de primero dimitir y después plantear los recursos correspondientes.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!