La ultraderecha y la ‘comida basura’

Los defensores de la democracia en Brasil y en el mundo suelen afirmar que el período del ultraderechista Jair Bolsonaro en el poder es un “desgobierno”. Nada más lejos de la verdad. La atmósfera de caos es solo una estrategia para mantener a los opositores ocupados reaccionando. Quien solo reacciona no actúa. El Gobierno de Bolsonaro actúa. Mucho y rápido. Gobierna. Y, como todos los falsos nacionalistas de este momento, gobierna con las corporaciones transnacionales. La parte más visible es su estímulo a invadir áreas de conservación ambiental, que ha provocado los brutales incendios en la Amazonia, la mayor selva tropical del mundo, y en el Pantanal, el mayor humedal del planeta, para permitir la explotación de tierras protegidas. Otro frente solo se hizo totalmente visible hace poco, cuando el periódico O Globo reveló un documento del Ministerio de Agricultura para cambiar la Guía Alimentaria para la Población Brasileña. La “revisión amplia” tiene un beneficiario: la poderosa industria de los ultraprocesados.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!