La suspensión de los Presupuestos abre la puerta a elecciones anticipadas en Italia

El rechazo de Bruselas a los presupuestos del Gobierno populista del Movimiento 5 Estrellas (M5E) y la Liga Norte (LN) se daba por hecho, pero es ahora cuando saltan las alarmas y empieza a hablarse de «suicidio político» y de posible adelanto electoral en Italia. Confirmando su malestar con las cuentas públicas del país, la Comisión Europea (CE) suspendió ayer los presupuestos expansivos del 2019. Es un caso sin precedentes, acompañado de la alarma de la Unión Europea (UE) por la evolución de la deuda pública de Roma.

El Gobierno italiano ha reaccionado manteniendo su desafío a Bruselas, aunque adoptando, en apariencia, un tono más moderado, debido a lo delicado de la situación. El primer ministro, Giuseppe Conte, que tiene previsto reunirse el sábado en Bruselas con el presidente de la CE, Jean-Claude Juncker, manifestó: «Me enfrentaré con el presidente de la Comisión, pero estamos convencidos de nuestros presupuestos». Después, admitió: «Me preocupa la prima de riesgo». Por su parte, el vicepresidente del Gobierno, Matteo Salvini, respondió con su estilo demagógico y burlón, pero sin insultar: «¿Ha llegado la carta de Bruselas? Tengo el cajón lleno. Esperemos la de Papá Noel».

Bruselas, firme

Ante los constantes ataques a la UE por parte de los líderes populistas, la respuesta definitiva de la CE ayer fue de firmeza, pero abierta al diálogo para no cargar de razones al populismo en sus acusaciones a Bruselas. El vicepresidente de la CE, Valdis Dombrovsis, afirmó que Italia no respeta las reglas, y que lleva a cabo un «incumplimiento grave» de compromisos anteriores, por lo que «está justificado el proceso sancionador por déficit excesivo». Y añadió: «La situación de Italia es una preocupación común. Todos los países de la Eurozona forman parte del mismo equipo y juegan con las mismas reglas».

El Gobierno populista elaboró lo que llaman «presupuestos del pueblo» (2,4% de déficit del PIB), con gastos que superan en más de 20.000 millones de euros a los ingresos. Una cantidad con la que quieren cubrir sus principales promesas electorales: la «renta de ciudadanía» para los parados, y la rebaja de la edad de jubilación.

Frente a los argumentos soberanistas de Roma para actuar al margen de las reglas comunitarias, el vicepresidente Dombrovkis advirtió: «No puedo comprender cómo perpetuando la vulnerabilidad de la deuda pública (131% del PIB para los dos próximos años) sea posible aumentar la soberanía económica. Vemos el riesgo de que el país se dirija hacia la inestabilidad. Nuestra obligación es advertir de este riesgo». Seria fue también la advertencia del comisario de Asuntos Monetarios, Pierre Moscovici: «Estos presupuestos contienen riesgos para la economía, las empresas, los ahorradores y los contribuyentes». Aunque concluyó subrayando que la CE «sigue abierta al diálogo».

Alarma en Italia

Loading...

El aislamiento de Italia está causando una creciente preocupación. La alarma surge no solo por la unánime posición de los países de la Eurozona contra Italia, sino porque los mercados suspenden y desconfían totalmente de las cuentas del Gobierno italiano. Esta desconfianza se refleja en la prima de riesgo, que se mantiene desde hace semanas por encima de los 300 puntos (ayer cerró a 311, frente a 129 la española), lo que representa un grave riesgo para algunos bancos italianos.

En los seis meses escasos de Gobierno populista, la Bolsa de Milán ha perdido el 15%. Medios italianos comentan que el subsecretario de la Presidencia del Gobierno, Giancarlo Giorgetti, también principal consejero económico del vicepresidente Matteo Salvini, ya ha advertido al líder de la LN: «Así no podemos continuar. Corremos el riesgo de chocar contra un muro». Temiendo el riesgo de una perfecta tormenta financiera, Giorgetti llegó a plantear el martes, para evitar la especulación, la necesidad de prohibir la venta al descubierto de las acciones en la Bolsa de Milán.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!