La siguiente operación que espera el mercado: Sabadell con BBVA | Compañías

El vicepresidente del Banco Central Europeo, Luis de Guindos, ha conseguido su objetivo, el mismo que intentó, aunque sin éxito, en plena crisis financiera, crear gigantes bancarios españoles a través de las fusiones, que se situaran a la cabeza del sector en Europa aprovechando la debilidad de gran parte del sistema en el país, como eran las cajas de ahorros.

Uno de sus proyectos fue la fusión de CaixaBank y de Bankia en plena crisis financiera, pero la operación no pudo ser. Ahora, casi una década después Guindos puede conseguir su objetivo. No solo logrará, según apuntan todas las fuentes consultadas y los analistas, que al final, y si no hay problemas de última hora, que cuaje esta operación que dará lugar al primer banco del país, sino de transformar todo el mapa bancario español para crear lo que ha estado guardado en un cajón, pero no enterrado, tres grandes grupos financieros que sobresaldrán sobre el resto de la banca europea, con otro grupo de pequeñas entidades satélites, con nichos de mercado muy concretos en negocio, o territorios.

Ahora, el siguiente en la lista de fusiones es Banco Sabadell. La firma que preside Josep Oliu, el banquero en activo más veterano, lleva años hablando con otras entidades para su fusión, algo que la firma de origen catalán siempre ha reconocido.

Pero ahora, a la presión del mercado se le une la de los supervisores y la que ejerce la nueva situación con la unión de Bankia (con la que ha hablado de fusión en varias ocasiones). A los bajos tipos de interés, que se alargarán aún en el tiempo, se le suma para agravar más la situación la crisis económica desencadenada por el Covid. Total, como aseguró el consejero delegado de Bankia, José Sevilla, en julio, una situación de “caldo de cultivo de fusiones”.

Varias fuentes coinciden en que su pareja será BBVA, entidad que también se ve forzada a buscar otro banco para no quedar descolgado en el mapa financiero español, y a gran distancia del primero y del segundo, puesto que ocupa Banco Santander. Aunque “Santander no podría soportar quedarse en tercer lugar, y podría sacarse un as de la manga”, apunta otra fuente.

Tres gigantes

Con esta operación, la banca española logra tres gigantes que pueden codearse con cualquier banco europeo, aunque no estadounidense.

Pese a esta creación de grandes entidades financieras al mercado y a muchos influyentes expertos, la operación que verdaderamente les gusta es la fusión de Santander y BBVA. “Tiene una lógica aplastante, son muy complementarias fuera de España, y daría lugar a un campeón continental”, coinciden varias fuentes.

El problema es que en su mercado de origen, el doméstico, las duplicidades que supondrían serían muy elevadas, con un gran coste social por el cierre de muchas oficinas y destrucción de empleo.

 

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!