«La senadora judía segre con escolta»

Corresponsal en Roma Guardar

La senadora vitalicia Liliana Segre, de 89 años, una mujer extraordinaria, superviviente del campo de concentración de Auschwitz, lleva desde hoy escolta a causa de los insultos y amenazas que recibe por el hecho de ser judía y lo que simboliza. Del caso se ocupa el Departamento antiterrorismo. Cada día le llegan más de 200 mensajes cargados de odio, amenazas y graves insultos. Los ataques se han acentuado después de que el Senado aprobara el 31 de octubre por iniciativa suya, con la abstención de la Liga, la llamada Comisión Segre, cuyo objetivo será luchar contra el antisemitismo, el odio racial y la violencia que se extiende cada día más en Italia. Un acto increíble de intolerancia, por ejemplo, lo sufrió ayer una librería en el barrio de Centocelle de Roma, que fue quemada completamente por gente que veía con malos ojos su compromiso antifascista.

«Terrible señal»

Hoy mismo, la senadora Segre acudió a un acto público en Milán, escoltada ya por carabineros (cuerpo militar), y contra ella había expuesto un cartel «Forza Nuova», un grupo minoritario de extrema derecha. Los expertos sostienen que la génesis del odio contra la senadora Segre revela las dos matrices del antisemitismo europeo: El soberanismo de extrema derecha y el antisionismo de extrema izquierda.

Los insultos y amenazas contra Segre, testimonio vivo del Holocausto, han causado cierta alarma en Italia. El diputado del Partido Democrático, Emanuele Fiano, advierte de la gravedad del caso: «A Liliana Segre, una de las últimas supervivientes italianas de las cámaras de gas de Auschwitz-Bikernau, hoy el Estado le asigna una escolta porque la debe defender de nuevas amenazas. Es una terrible señal, es un mundo que marcha hacia atrás. Defender hoy a quien vivió el infierno ayer es un deber, pero es también una derrota». La senadora Segre no ha querido hacer declaraciones, pero su hijo Luciano ha afirmado: «Ahora con la escolta estamos más tranquilos». El exministro del Interior, Matteo Salvini, ha minimizado en cierta forma el caso: «Se trata de un hecho gravísimo, pero yo también recibo amenazas».

Tatuada en Auschwitz

Liliana Segre aún lleva tatuado en su antebrazo el número 75190, la matrícula que le grabaron al llegar al campo de concentración de Auschwitz-Birkenau en 1943, con 13 años. De los 776 niños italianos de edad inferior a 14 años que fueron deportados a Auschwitz, solo sobrevivieron 25, Liliana entre ellos. En enero 2018, año del 80º aniversario de las leyes raciales fascistas que prohibían ciertos derechos a los judíos, el presidente de la República, Sergio Matarella, la nombró senadora vitalicia, «por haber servido a la Patria con altísimos méritos en el campo social». La senadora Segre es un testigo activo del Holocausto en Italia.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!