La Roma ‘spagnola’ y el mito de los higos secos

Una parte sustancial de españoles considera que habla italiano sin estudiar una palabra ni haber pisado una ciudad de la república transalpina. Los italianos, menos propensos a convicciones rotundas, lo fían casi todo a su exuberante intuición para entenderse con un español. El fenómeno se conoce en las escuelas de idiomas, también en la geopolítica internacional, como “falso amigo”. Uno cree que conoce al que tiene enfrente. Pero, en realidad, no tiene ni la más remota idea de cómo es ese tipo que se parece tanto a ti. En el fútbol, salvo contadas excepciones, ha sucedido algo parecido durante décadas y quienes han osado interpretar la gramática de los terrenos de juego del otro país han acabado fracasando. Hasta el pasado jueves.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!