La reconfiguración de Oriente Próximo

La reciente normalización de relaciones de Israel con Emiratos Árabes Unidos, Baréin, Sudán y Marruecos no ha incendiado el mundo árabe ni ha desencadenado masivas manifestaciones de protesta. Más bien ha sido recibida con apatía e, incluso, indiferencia al tratarse de un mero trámite que oficializa lo que era un secreto a voces: la existencia, desde hace décadas, de canales secretos entre Israel y numerosos países árabes. Los dirigentes palestinos se han quedado solos en su condena del proceso de normalización, lo que viene a evidenciar la progresiva pérdida de centralidad de la cuestión palestina entre los árabes.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!