La protesta independentista que cabía en un vagón del AVE

Medio centenar de independentistas se han concentrado la mañana de este martes en las calles aledañas al Tribunal Supremo en solidaridad con los líderes secesionistas juzgados por el Tribunal Supremo por el proceso del 1 de octubre y contra lo que consideran un juicio «contra la democracia».

[ Sigue en directo el juicio al «procés»]

La protesta, convocada por la Assemblea Nacional Catalana (ANC), ha tenido escaso éxito. Medio centenar de concentrados, la mayoría políticos catalanes y familiares de los procesados venidos en AVE la tarde anterior. Tan solo una docena de estudiantes de extrema izquierda se han unido a su causa en una fría mañana madrileña.

Se han dado cita en el paseo Recoletos, a la altura de la calle Bárbara de Braganza. Y es que la Policía Nacional ha mantenido blindado el perímetro del Tribunal Supremo, tan solo permeable para jueces, fiscales y periodistas y personal acreditado. La Policía ha querido evitar la protesta en las puertas del Alto Tribunal, e impedir también incidentes entre concentraciones de signo contrario.

A la concentración se ha presentado el presidente de la Generalitat, Quim Torra, que luego ha entrado al Tribunal Supremo. También estaba el presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, y otros políticos catalanes. Han asistido, por ejemplo, los diputados de Esquerra en el Congreso de los Diputados Joan Tardà y Gabriel Rufián, y el candidato del mismo partido a la Alcadía de Barcelona, Ernest Maragall. Representando al Ayuntamiento de la capital catalana estaba el teniente de alcalde Jaume Asens, siempre la cara más visible del equipo que dirige Ada Colau en cuanto a la defensa de los políticos presos se refiere.

Loading...

Con Torra y Torrent sujetando la pancarta se ha producido el único atisbo de enfrentamiento entre contrarios. Un manifestante, blandiendo una bandera española, se ha dirigido a ellos pidiendo prisión para los encausados. La comitiva catalanista ha respondido con gritos «libertad presos políticos». Los agentes de la Policía Nacional lo han apartado para evitar incidentes. Estos momentos de tensión, de baja intensidad, se ha repetido momentos más tarde cuando el grupo a favor de la unidad de España ha ido ganando efectivos. Pero la presencia policial ha contribuido a que la batalla solo haya sido dialéctica.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!