La moda femenina del siglo XX, a través del objetivo de Norman Parkinson

M. R. A.

De la austeridad de la Segunda Guerra Mundial al glamur y el boato de los años 70 y 80, pasando por etapas intermedias como el «nuevo look» parisino de la década de los 50 o el «revolucionario» Swinging London de los 60. El fotógrafo británico Norman Parkinson, uno de los más innovadores y destacados de su época en su categoría, dedicó su carrera a capturar a través de su cámara la transformación de la moda femenina de gran parte del siglo XX. Ahora, desde mañana y hasta el próximo 19 de enero, una muestra de 80 de sus imágenes más icónicas podrán ser vistas en la Fundación Barrié, en La Coruña.

«Parkinson realizó un trabajo extraordinario en el que ofreció una nueva concepción de la fotografía de moda que incluía una amplia variedad de intereses combinados, incluyendo personas, animales y paisajes», destacaron Carmen Arias, directora de la Fundación Barrié, y Terence Pepper, comisario de la exposición. A lo largo de los 56 años que se prolongó su trayectoria (desde su primer trabajo en 1934 hasta su muerte en 1990) Parkinson se ganó el reconocimiento de las revistas de moda al trabajar con un estilo alternativo y poco convencional, que se caracterizó por trasladar a sus modelos del medio estático, serio y controlado del estudio fotográfico a escenarios de la vida real y lugares exóticos.

La exhibición del centro cultural coruñés incluye fotografías de diferentes etapas de la carrera del artista, como la foto de 1939 de la modelo Pamela Minchin tomada en el aire y vistiendo un traje de baño Fortnum & Mason en una isla en Inglaterra para Harper’s Bazaar, que ejemplifica el estilo «atrevido» de Parkinson. Durante los años 40 y 50, el fotógrafo colaboró con Vogue y también comenzó a fotografiar a su esposa y musa Wenda Parkinson, que se convirtió en una de las modelos líderes de la época.

Además, en las décadas de 1960 y 1970, trabajó para la revista The Queen (Vogue y Town & Country fueron otras de las publicaciones que proyectaron su trabajo) y tomó fotos «icónicas» de The Rolling Stones y The Beatles, así como de diseñadores de moda como Yves St. Laurent o Hubert de Givenchy.

Alcanzado el cénit de su carrera, los años 80 estuvieron marcados por el nombramiento por la Reina de Inglaterra como C.B.E. (Comandante del Imperio Británico) y por una serie de nuevos retratos encargados para una gran exposición retrospectiva en la National Portrait Gallery de Londres.

Loading...

Parkinson falleció en 1990, pero su legado como uno de los retratistas más importantes y dedicados del mundo de la moda apenas ha tenido parangón hasta la fecha.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!