La magia de las vacunas empieza a notarse (en Israel) | España

Buenos días. Hoy traigo buenas noticias que llegan de Israel. También datos de elecciones y un gif de placas tectónicas.

Israel es el país del mundo donde la vacunación va más deprisa. El 23% de la gente está vacunada; hace dos semanas que lo está el 50% de los mayores de 60 años y el 39% de la población general ha recibido al menos una dosis. Pero este proceso ha ocurrido mientras el país se ponía bajo confinamiento estricto, para cortar su tercera ola, y eso ha hecho más difícil observar los efectos de una y otra cosa por separado.

Sin embargo, empezamos a tener pruebas bastante firmes de que las vacunas funcionan y están reduciendo deprisa los casos más graves de covid-19.

La mejor ilustración este gráfico de Eran Segal, científico del Weizmann Institute, que me ha cedido los datos. Muestra el ritmo de las hospitalizaciones para dos grupos: menores y mayores de 60 años. ¿La clave? Los ingresos bajan más deprisa para los mayores, que han sido los primeros en vacunarse.

Aunque es un estudio preliminar, Segal ha comprobado que esto no pasó durante el anterior confinamiento, lo que apunta a las vacunas como causa. También ha observado que los ingresos caen más deprisa en las ciudades con más gente vacunada, que sugiere lo mismo.

Parece haber consenso: “Sabemos que las vacunas están haciendo decrecer la incidencia de la enfermedad grave”, explicaba Gabi Barbash en France 24, experto en salud pública también del Weizmann. Para el virólogo Florian Krammer, como dice en Nature: «son signos tempranos y esperanzadores de que la vacuna está funcionando en la población».

Los resultados en Israel vienen a corroborar lo que ya sabíamos por los ensayos clínicos: que las vacunas evitan que enfermes. En esas pruebas han demostrado unos niveles de eficacia que son espectaculares. Es algo que, creo, no hemos subrayado suficiente:

Otra buena noticia es que las vacunas probablemente reducen la transmisión del virus, lo que contribuirá a frenar los contagios.

Sobre esto no hay datos definitivos, pero sí indicios. En Israel, como explicaban en Nature, un análisis preliminar a 200.000 personas vacunadas, en comparación con un grupo similar sin vacunar, ha observado que la probabilidad de dar positivo en un test se reducía en un 33% con la primera dosis. Además, esta semana otro estudio con la vacuna de AstraZeneca sugería que la transmisión se reduce en un 67% tras la primera dosis.

Hace ya semanas que el epidemiólogo Marc Lipstich, de Harvard, escribió diciendo que esto era lo que esperaba que ocurriese: “Es muy probable que las vacunas existentes, muy eficaces contra las infecciones sintomáticas, también contribuyan a reducir la transmisión”. Su expectativa era que la redujesen en un 50% o 70%, lo que parece preciso.

Este último dato es una buena noticia, pero solo a medias. Las vacunas ofrecerían una «protección parcial contra infectarte y transmitir el virus». La palabra clave es parcial. Lipstich explicaba que, con ese 50-70% de protección, lo más probable es que la vacunación no baste, por sí sola, para prevenir la transmisión sostenida de la enfermedad. Es decir, que estaríamos protegidos de enfermar —que será algo fantástico— y el virus se expandiría más despacio, pero la inmunidad de rebaño que conseguiríamos no sería suficiente para suprimirlo.

Esa y otras incónitas hacen imposible predecir cómo acabara esta crisis. No sabemos si el virus desaparecerá o si alcanzaremos algún equilibrio endémico, por ejemplo. Son preguntas para los próximos meses. Mientras tanto, haremos bien en celebrar este nuevo éxito: ya hay países donde las vacunas están salvando de enfermar a miles de personas vulnerables.

2. 🌎  El covid en América Latina

Esta semana hemos actualizado nuestra pieza con los datos de la evolución del virus en América Latina. Gracias al trabajo de Borja Andrino, Luis Sevillano, Daniele Grasso y Jorge Galindo.

[+] El mapa del coronavirus en América Latina.

3. 📊  Así avanzan las encuestas en Cataluña

Este domingo escribiré una pieza detallada sobre la evolución de los sondeos (y los muchos indecisos). Mientras tanto os puedo adelantar este gráfico con los últimos movimientos:

  • Lo básico son dos tendencias: parece frenarse el crecimiento del PSC, mientras que Junts sigue recortando terreno a ERC.

4. 🌋  Un movimiento random

Un estudio reciente ha reconstruido el movimiento de las placas tectónicas en los últimos mil millones de años. La animación es espectacular:

La teoría de placas es una cosa reciente. Pero el video me ha hecho pensar en los primeros en plantearse que la geografía podía cambiar no solo por cataclismos, sino también poco a poco, por la acción de fenómenos más cotidianos. Es lo que decía Charles Lyell allá por 1800.Y esa idea suya, pensar que la Tierra podía ser algo que cambiaba gradualmente, inspiró luego a Darwin para ir más lejos y pensar que quizás también nosotros, humanos y animales, podíamos cambiar poco a poco. Como las variantes del virus que estos días nos preocupan.

¿Nos ayudas? Reenvía esta newsletter a tus contactos o diles que se apunten aquí. Puedes escribirme con pistas o comentarios a mi correo: kllaneras@elpais.es.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!