La madre del ecologismo moderno salvó a los petirrojos del DDT

El 3 de abril de 1963, unos 15 millones de estado­unidenses sintonizaron la CBS para ver un programa sobre ecología, The Silent Spring of Rachel Carson. Allí escucharon atónitos durante una hora cómo una mujer menuda y de apariencia frágil —Rachel Carson estaba ya carcomida por el cáncer que acabaría con ella un año más tarde y llevaba peluca— les explicaba con serenidad que los pesticidas con los que alegremente fumigaban sus campos estaban causando daños irreparables en el ecosistema, envenenando cadenas alimentarias completas y generando un aumento de casos de leucemia y desórdenes genéticos.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!