La lucha contra la corrupción de Odebrecht se estrella en México con la sombra de la impunidad

Emilio Lozoya, el exdirector de la petrolera estatal mexicana Pemex entre 2012 y 2016, fue detenido hace un año exacto en una urbanización de lujo cerca de Málaga, España. Desde entonces se ha engrosado el expediente que involucra a uno de los hombres más cercanos al expresidente Enrique Peña Nieto. El caso, una ramificación de la red de sobornos millonarios de la constructora brasileña Odebrecht, se desarrolla desde hace meses entre escasa transparencia y la polémica causada por los beneficios otorgados al político a cambio de colaborar con la justicia. Con estas premisas, cunde el temor de que el escándalo de corrupción, con repercusiones en los equilibrios políticos de México, quede impune.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!