La Justicia multa a unos padres por permitir que su hijo faltara más de 320 veces a clase

Una sentencia de la Audiencia Provincial de Pontevedra ha condenado a un matrimonio después de que su hijo, de doce años, faltara más de 320 veces a clase. Según el tribunal, los padres son culpables de un delito de abandono de familia y deberán abonar una sanción económica de 540 euros individualmente.

Las faltas de asistencia tuvieron lugar durante el curso 2015/2016 en las aulas del centro escolar pontevedrés de A Xunqueira 2, y mereció una primera citación por parte de la Fiscalía de Menores hacia la pareja, tal y como publica este sábado La Voz de Galicia. Pero las advertencias del ministerio público no surtieron efecto: el menor siguió dejando su silla vacía en clase, llegando a alternar periodos de cuatro meses con más de 160 faltas de asistencia, «sin que los padres hiciesen ningún tipo de actuación», subraya la sentencia.

Gracias a los registros de dichas faltas y a los testimonios del personal del centro, la Justicia constató la situación del menor. Únicamente el padre compareció en la vista oral cuando fue citado, momento en que reconoció el absentismo escolar de su hijo, al que decía acompañar a tomar el transporte escolar.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *