La Guardia Civil detiene en Sevilla a un vendedor de piezas arqueológicas que operaba por internet

La Policía Judicial de la Guardia Civil de Sevilla ha detenido a un vecino de Sevilla, que responde a las iniciales J. M. G. O., como presunto autor de delitos contra el patrimonio histórico. Este licenciado en Geografía e Historia se dedicaba a vender piezas arqueológicas por internet, según ha informado la Guardia Civil en un comunicado. La Benemérita inició la «Operación Ídolo» tras recibir la denuncia de un ciudadano a través del portal electrónico colabora@guardiacivil.org en la que informaba que una persona podría estar vendiendo objetos posiblemente sujetos a la protección del patrimonio histórico. La denuncia también incluía fotogramas de varias piezas arqueológicas que se exponían para su venta en conocidas páginas webs de venta de artículos de coleccionista y de segunda mano. Tras varios meses de investigación, los agentes consiguieron la plena identificación del autor material de los hechos delictivos y se certificaron las operaciones de compraventa de efectos, piezas y monedas de considerable valor histórico-arqueológico, datados en diferentes épocas, desde la prehistoria a la época fenicia. La mercancía se ofertaba a nivel nacional e internacional. La Guardia Civil ha verificado ventas en Canadá, Japón, Estados Unidos, México y varios países del territorio de la UE. El vendedor utilizaba diferentes apodos o «nicks» en los portales de internet, a pesar de lo cual, la Guardia Civil consiguió ponerle cara. La @guardiacivil detiene a una persona por vender piezas arqueológicas ➡️Las piezas las exponía en conocidas webs dedicadas al coleccionismo y venta de artículos de segunda mano ➡️En su domicilio tenía 581 piezas históricas de diferentes épocas #OperaciónÍDOLO pic.twitter.com/oxzAekUbaA— SubdelegaciónSevilla (@SubdeGobSevilla) November 15, 2019 Una vez localizado el domicilio y demás propiedades del sospechoso, se realizó un registro domiciliario en su vivienda habitual. Como resultado del mismo se procedió a la incautación de 581 piezas de valor histórico, datadas en diferentes épocas, como certificaron los expertos arqueológicos que acompañan a los agentes en la actuación. También se incautó diverso material electrónico donde se sospecha pudieran encontrarse datos de interés para los investigadores.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!