La Generalitat aumenta solo un 1,6% su presupuesto para 2020

Los Presupuestos de la Generalitat para el ejercicio 2020 ascienden a 16.970 millones de euros, lo que supone un 1’6 por ciento más que los de este ejercicio, y representan “la consolidación de los Presupuestos expansivos anteriores”. Así lo ha dado a conocer el conseller de Hacienda, Vicent Soler, en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell en el que se ha aprobado el proyecto de ley presupuestario y que ha comenzado con casi dos horas de retraso, que el conseller ha atribuido a que quedaba “algún fleco” por negociar y luego se ha sumado una complicación telemática. La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, ha indicado que el retraso se ha debido a que se ha advertido un “error material” en el Presupuesto y corregirlo tecnológicamente no era un proceso rápido, por lo que finalmente se han entregado en Les Corts con la advertencia de ese error que se subsanará. Los primeros Presupuestos de esta legislatura y los quintos del Gobierno Botànic “blindan” una sanidad, una educación y un sistema de protección social con un nivel de calidad “perfectamente homologable” al conjunto de comunidades autónomas, ha manifestado Soler. Según ha defendido, el Consell ha hecho “un ejercicio de responsabilidad, de autogobierno y de defensa del Estado de bienestar de los valencianos” al presentar nuevas cuentas autonómicas, mientras otras Comunidades han optado por la prórroga, “que es siempre una opción peor y una renuncia a ejercer la competencia de gestión económica y financiera”. El conseller ha afirmado que son unos Presupuestos “responsables”, pues se han presentado “en tiempo y forma” pese a las “incertidumbres” existentes; “realistas”, pues tienen en cuenta la ralentización de la economía, y “prudentes”, con un ajuste en la previsión de ingresos dado que no se conoce el techo de gasto. También los ha calificado de “reivindicativos y de justicia social, pues incluyen los 1.325 millones de euros a cuenta de la financiación autonómica; aumentan del 12 al 20 % la aportación del Gobierno central a la dependencia, y contemplan 344 millones del FOGA histórico, por la atención sanitaria a personas desplazadas. No se incluye el IVA, aunque Soler ha indicado que es un presupuesto “puente”, de forma que si finalmente hay un Gobierno en Madrid “con las mismas sensibilidades sociales que el Botànic” se podrán aumentar algunas cifras e incluir por ejemplo el IVA. Por capítulos, el de gastos de personal crece un 4’1 %; los gastos de funcionamiento bajan un 1’6 %, los gastos financieros caen un 5’2 % y las inversiones se reducen un 25’6 %, y los pasivos financieros suben un 12’4 % por el incremento de las amortizaciones de deuda. Por Consellerias, las mayores dotaciones son para Sanidad (6.765 millones), Educación (4.419 millones) e Igualdad y Políticas Inclusivas (1.618 millones), mientras que los mayores crecimientos porcentuales los experimentan la vicepresidencia segunda (un 13’5 %), la vicepresidencia primera (5’7 %) y Agricultura (4 %). Los Presupuestos incluyen en Presidencia 11 millones para un Plan Anti-Brexit, un millón para Mancomunidades (un 67 % más) y 3 millones para nuevas rutas en el Aeropuerto de Castellón; y en la vicepresidencia primera 194’8 millones para la renta de inclusión (un 39’2 % más). En la vicepresidencia segunda se crea una línea con 5 millones para reactivar promociones de viviendas paradas y se dedican 2 millones a compra de vivienda pública, y en la de Justicia se consignan 120 millones para la Agencia de Respuesta a las Emergencias y 20’5 para infraestructuras judiciales. En Educación, se crea un programa de infraestructuras educativas, con 12’7 millones; en Sanidad se consignan 140’5 millones para infraestructuras; en Economía se dedican 163 millones a política industrial; en Agricultura la lucha contra el cambio climático pasa de 690.000 a 3’5 millones, e Innovación destina el 84’5 % del presupuesto a Universidades. La Conselleria de Obras Públicas dedicará 13’5 millones para paliar los daños de la Dana y avanzará en la línea 10 de Metrovalencia; y la de Transparencia dedica 2’7 millones a Calidad democrática (la mitad para actuaciones de memoria histórica). El sector público instrumental crece un 1’94 %, hasta los 2.792 millones de euros, y se incluyen 56 millones de euros para À Punt.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!