La galería Parra&Romero, a la conquista de ARCO apostando por el arte conceptual y minimalista

La galería de arte Parra&Romero está situada en el patio interior de un edificio decimonónico del Barrio de Salamanca, en Madrid. Su ubicación es un preludio de la atmósfera intimista y reflexiva que se respira entre sus paredes. Resguardada, protegida del ritmo frenético que domina la metrópoli. Elegante y sin estridencias, con una limpieza estética que, por inusual, adquiere la condición de extraordinaria.

La historia de la sala se remonta al año 1993, de la mano de Pilar Parra y Guillermo Romero, sus fundadores. La iniciativa surgió con la vocación de exhibir las obras de jóvenes creadores nacionales y contribuyó a enriquecer la oferta cultural existente en la capital. En los orígenes, estaba emplazada en la calle Conde de Aranda, en Madrid, a escasos metros de Claudio Coello, su actual dirección, a donde se trasladaron en septiembre de 2011. «El local es un sitio muy discreto, nos gustaba mucho esa idea», afirma el actual director de la firma.

Relevo generacional

Guillermo Romero Parra (Madrid, 1978) asumió la dirección del negocio familiar en 2005. Licenciado en Historia del Arte, es especialista en Arte Moderno y Contemporáneo. Su estancia en Inglaterra le permitió acumular experiencia profesional en importantes galerías británicas, como Victoria Miro o White Cube. Repleto de entusiasmo, regresó a su ciudad natal convencido de que era la ocasión adecuada para llevar a cabo sus propias propuestas.

Los primeros momentos de mando de Romero estuvieron marcados por pequeñas dificultades derivadas de la búsqueda de la identidad que quería imprimir a su proyecto. «El comienzo fue duro porque teníamos que encontrar el modelo de galería que queríamos tener. Se necesitaron una serie de años y éste fue encauzándose en una programación muy definida y rigurosa que va de las fronteras del arte conceptual y el arte minimalista desde los orígenes, en los 60, hasta la actualidad», explica el director de la sala.

Parra&Romero acoge una media de cuatro exposiciones anuales. Desde noviembre y hasta este mes de febrero exhibe «Fotografías en diferentes tamaños», una muestra individual de Alejandro Cesarco que estudia las formas de preservación y organización de la información. Vinculada a un total de 18 artistas, tanto españoles como extranjeros, la firma ha estado presente en infinidad de citas internacionales, las más recientes Art Basel (Miami) o Fiac (París). Este espacio expone las creaciones de nuevos talentos y de autores más consolidados. «Intentamos que los jóvenes aporten a los más viejitos, los viejitos a los más jóvenes, y hacer un poco de familia en torno a eso», cuenta Romero.

ARCOmadrid 2019

Loading...

La feria internacional de arte contemporáneo de Madrid, que se celebrará del 27 de febrero al 3 de marzo, es una de las grandes fechas del calendario para los agentes del sector. En esta edición, en la que Perú será el país invitado, participarán 203 galerías de 30 países. Parra&Romero es una de ellas. Su director asegura que preparan el evento con mucha antelación. «Normalmente queremos hacer estands muy impactantes que reflejen también la programación de la galería», comenta Romero, que ha formado parte del Comité Organizador de ARCO durante los últimos seis años. En su opinión, «la calidad y la organización han mejorado mucho, el programa de coleccionistas es fantástico. A lo mejor no se ve la importancia que pudo tener la cita en los años 80, que fue una de las ferias principales que hubo en el mundo. Hoy va mucha gente a buscar cosas que no ve normalmente incluso en ferias más importantes».

El director de Parra&Romero adelanta los planes que tienen para la edición de 2019: «En principio, habíamos pensado llevar solamente cuatro artistas, pero luego habrá una especie de almacén o show-room donde mostraremos también al resto de artistas de la galería». Respecto al equilibrio entre autores nacionales y extranjeros, señala que «de los tres o cuatro que estamos barajando solamente habría uno español, pero sería el que más espacio tendría. No es intencionado. Simplemente es porque presentamos una instalación muy grande suya y que conjuga bien con las obras de los otros artistas, pero todavía no lo podemos cerrar todo porque estamos configurando si es posible o no hacerlo».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!