La Fiscalía rebaja a tres años la petición de cárcel para el exadministrador de Joaquín

La Fiscalía de Sevilla ha rebajado de cuatro a tres años su petición de cárcel para Eduardo Fernández Triviño, quien fuera el antiguo administrador del patrimonio y sociedades del futbolista del Real Betis Joaquín Sánchez, por un delito de apropiación indebida, al sustraer presuntamente hasta 1,3 millones de euros, por el que está siendo juzgado por la Audiencia Provincial.

La fiscal Margarita Viera, en la fase de conclusiones, ha modificado sus conclusiones provisionales, en las que solicitaba una pena de cuatro años de cárcel y una multa de diez euros diarios durante diez meses para Fernández Triviño al entender que es penalmente responsable de un delito de apropiación indebida. Si bien, este miércoles la representante del Ministerio Público ha reducido su petición de cárcel a tres años.

Amplísimo poder de actuación

Además, pide que el acusado indemnice al futbolista con la cantidad de 722.991 euros y que parte de ésta sea sufragada por la esposa del acusado, en calidad de responsable civil subsidiario. Por su parte, la acusación particular, ejercida por el representante legal de Joaquín, ha elevado a definitivas sus conclusiones, manteniendo su solicitud de seis años de prisión para el acusado y una indemnización de 777.000 euros, que ha sido rebajada de la inicial.

En el escrito de acusación, el Ministerio Público recoge que Joaquín le encomendó verbalmente al acusado «la gestión de sus asuntos personales y profesionales, que se realizaban a través de la entidad unipersonal por el mismo creada, denominada Chino Seventeen», en la cual «le otorgaba amplísimo poder para actuar como si fuese su dueño», algo que ayer la mujer del futbolista indicó sobre la figura de Fernández Triviño: «Tenía poderes absolutos».

De igual modo, la Fiscalía señala que el acusado, «en uso de esas facultades», intervino en «numerosos actos y contratos, en la gestión bancaria de gastos y operaciones comerciales de Joaquín y su familia«, valiéndose de «la confianza» del futbolista que «le había depositado sin exigirle rendición de cuentas».

Loading...

Así, apunta el Ministerio Público que el acusado aprovechando esa circunstancia realizó varias retiradas de efectivo de la cuenta personal de Joaquín y de la cuenta de la sociedad Chino Seventeen.

La vista oral no ha concluido hoy, sino que la última sesión se celeberará el viernes, cuando las defensas expongan sus conclusiones y el tribunal deje visto para sentencia el juicio.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!