La España vaciada ensaya su gran salto a la política

Madrid Guardar

«No nos dejan otra opción». Con estas palabras anunció Teruel Existe que se habían cansado. Después de 20 años peleando por el futuro de la provincia aragonesa y otros tantos de mentiras por parte de los políticos, la plataforma hizo público el día 21 de septiembre su intención de presentarse a las próximas elecciones para continuar la batalla, pero en primera persona y desde el Congreso de los Diputados. El primer escollo era conseguir los avales necesarios y la sociedad turolense respondió en un par de días. Ahora, destilan optimismo como primera plataforma ciudadana que quiere hablar a los políticos de tú a tú.

«Parece que va a ser la primera vez que hagamos algo grande». Con esta frase recoge Tomás Guitarte, el hombre que encabeza la papeleta de Teruel Existe al Congreso, el ímpetu de los 6.781 ciudadanos de la provincia que les avalaron en precampaña para que la agrupación de electores con la que se presentan a los comicios pudiera echar a andar. «La gente venía a firmar y nos decían que sienten que por primera vez puede haber un cambio en la provincia», confiesa Guitarte, que enmarca el golpe en la mesa de Teruel Existe como «una acción más» de la plataforma: «Ya hemos hecho manifestaciones en Madrid, en Zaragoza, hemos ido a Bruselas… nos falta ir al Congreso».

Igual que hizo hace veinte años, cuando se constituyó para luchar por los intereses de la provincia desde la calle, Teruel Existe abre hoy el camino a otras organizaciones de la España vaciada. En este caso es el de la política, un tablero al que no descartan saltar otras plataformas similares. «Es la última oportunidad para los políticos», subraya Vanessa García, portavoz de Soria ¡Ya!, la otra gran plataforma contra la despoblación, que no se presenta en esta cita electoral, pero que tampoco pueden esperar más. «Estamos de acuerdo en tirar para adelante como haga falta, pero la forma en que lo hagamos no está decidida todavía», confiesa García, que acto seguido reconoce que han recibido numerosas peticiones en su tierra para que dieran el paso, igual que Teruel Existe.

«Tenemos que prepararnos. Cada cosa tiene su tiempo, su momento, y creemos que este no era el nuestro, pero va a haber otras oportunidades», indica la portavoz de Soria ¡Ya!, quien también remarca que hacer un partido político con todas las garantías no es fácil: «No es algo que se haga de un día para otro». Algo similar ocurre en Cuenca, provincia que junto a Teruel y Soria, está más afectada por la despoblación. Tras conocer la noticia de que Teruel Existe se presentaría a las elecciones, el portavoz Cruz Fernández reconoció también que «todavía es pronto» para ellos.

En la Coodinadora de la España vaciada, compuesta por alrededor de 100 organizaciones, hay diversos puntos de vista en relación a la conversión política. Según ha podido saber ABC, hay organizaciones que sí estarían dispuestas a convertirse en partidos, otras que no y unas terceras que estudian esta posibilidad. Hay quien piensa que debe hacerse junto a otras plataformas en un solo partido a nivel nacional y quien es más favorable a hacer un partido en cada territorio y luego unirse. Mientras esto se decide, siguen trabajando por sus territorios.

Perros y serpientes

Loading...

De momento, sólo Teruel Existe está en disposición de plantar cara en el Congreso. La mayoría de encuestas –salvo el CIS– les otorgan al menos un diputado. «Somos un nuevo enemigo y ya lo estamos empezando a notar», reconoce Guitarte, tras ser preguntado por unas declaraciones del presidente de Aragón, Javier Lambán, al inicio de la precampaña. «Teruel existe, como los perros y las serpientes», se despachó el socialista entonces, justificando sus palabras en que la división del voto no conviene a España. No reparó en que a Teruel, lo que no le conviene, es no tener voz en el Congreso. «No pedimos nada nuevo, sólo que se cumpla lo que está prometido e incluso publicado en el BOE», contesta Guitarte.

Los políticos se encontrarán, si la conversión de las plataformas de la España vaciada en partidos políticos fructifica en unos años, con duros enemigos capaces de decantar equilibrios parlamentarios en Madrid a cambio de inversiones en infraestructuras o servicios en su tierra. Plataformas como Teruel Existe o Soria ¡Ya! cuentan, en una época de hartazgo político, con un punto a su favor: el respaldo ciudadano. La tradición y simpatía que atesoran estas organizaciones en sus territorios sirven como escudo: si los grandes partidos les critican con demasiada dureza o escaso fundamento, la ciudadanía puede devolverles el golpe en las urnas.

Teruel –como dijo Lambán– existe y es muy probable que su voz se escuche en el Congreso, por primera vez con capacidad de decisión real. Si el experimento sale bien esta noche, más plataformas seguirán su camino en las siguientes convocatorias electorales –generales o autonómicas– en busca de salvavidas presupuestarios para sus provincias. Ahora las dudas de la España vaciada se circunscriben más al cómo –convertirse en partido político– que al qué –hacer–. Tarde o temprano, si los políticos no cuentan con ellos, entrarán en el Congreso. Pero de momento y con permiso de Teruel Existe, que hoy se la juega en las urnas, el resto de la España vaciada todavía vela armas.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!