La España que pretende Unidas Podemos: sus medidas clave para un Gobierno de coalición

El preacuerdo firmado por Pedro Sánchez y Pablo Iglesias anteayer en el Congreso para configurar un Gobierno multicolor pondrá a Adriana Lastra y a Irene Montero a trabajar mano a mano en los contenidos que sustentarán la coalición. Los equipos negociadores tendrán que hacer equilibrios para superar las divergencias en muchas de las materias que hasta hace unos días eran «escollos insalvables». Sin embargo, ambos partidos presumen también de tener muchos puntos de encuentro en sus programas. Gran parte de las promesas económicas o laborales de Podemos fueron censuradas en campaña por la CEOE y el Círculo de Empresarios ante el riesgo de otra recesión. «Cuando veáis a la prensa y los opinadores de derecha y ultraderecha rabiando y echando espumarajos verdes por la boca, significa que una sociedad más justa y mejor está más cerca», dijo ayer el dirigente morado, Pablo Echenique. Este es el modelo de país que defiende Unidas Podemos y algunos de los puntos paradigmáticos de su programa. «Vamos a intervenir el mercado del alquiler para bajar los precios abusivos» Unidas Podemos ha hecho de su lucha contra «los fondos buitre y los grandes tenedores de inmuebles» una de sus banderas políticas. En el pacto presupuestario rubricado en octubre de 2017 por Sánchez e Iglesias estaba reflejada la medida. Sin embargo, cuando el Gobierno llevó su decreto ley al Congreso, Unidas Podemos tumbó la norma por «insuficiente». A pesar de acordarlo, el PSOE se niega hoy a aceptarlo por ser «muy intervencionista». Por otra parte, el decálogo para la coalición firmado el lunes refleja el derecho a la vivienda de manera muy breve en el punto 2: «La vivienda como derecho y no como mera mercancía». «Queremos derogar la reforma laboral del PP» El secretario de Relación con la Sociedad Civil de Podemos, Rafa Mayoral, prometió durante la campaña electoral la derogación de la reforma laboral del PP de 2012, así como «los aspectos más lesivos» de la norma del PSOE de 2010. Sin embargo, los morados tendrán que renunciar a ésta última pretensión si quieren llegar a un acuerdo de coalición. En materia laboral, PSOE y Unidas Podemos también tendrán que llegar un punto de entendimiento sobre «la mochila austriaca» que proponen los socialistas. «El PSOE quiere una reforma más dura en la que el trabajador pague su propio despido», reprochó Mayoral. Apuestan además por la reducción de la jornada laboral a 34 horas semanales. Más gasto público y subida de impuestos a «las grandes empresas y fortunas» El punto 10 del decálogo para la coalición firmado por Sánchez e Iglesias habla de «justicia fiscal y equilibrio presupuestario». En materia fiscal, PSOE y Unidas Podemos defienden algunas propuestas similares. Ambos se han propuesto para la nueva legislatura «una reforma fiscal justa y progresiva». Coinciden en prometer un tipo mínimo del 15 por ciento en el impuesto de Sociedades para las grandes empresas y un 18 para la banca. Iglesias luchará por dos de sus medidas fiscales más aireadas en campaña y que el PSOE ya no contempla. Por un lado, la creación de un nuevo impuesto «a las grandes fortunas», que sustituye al de Patrimonio. Se trata de un gravamen del 2 por ciento para patrimonios mayores de un millón -con una primera vivienda de 400.000 euros exenta-, del 2,5 a los de 10 millones y del 3 a los de 50 millones, progresivamente. Por otro lado, definir más tramos y tipos adicionales en el IRPF para las rentas mas altas. Pero en Unidas Podemos no quieren hacer pública la memoria económica para saber si esta subida de impuestos es solvente para soportar las ayudas sociales que defienden. «Hasta que el resto de partidos no lo hagan nosotros tampoco», dijo Echenique. Sanidad universal, derecho a la eutanasia y frenar las privatizaciones del sistema Unidas Podemos intentará durante las negociaciones para el Gobierno de coalición lograr competencias para reformar el sistema de cuidados, implementar la educación gratuita de 0 a 3 años, aprobar «la sanidad universal real», frenar las privatizaciones del sistema sanitario, y garantizar por ley la eutanasia, entre otros. Durante la primera negociación de julio con el PSOE exigieron una vicepresidencia social y el ministerio de Sanidad para realizar dichas políticas. El PSOE se negó a cederles las competencias. «Vamos a subir el Salario Mínimo Interpersonal hasta 1.200 euros, se puede» El PSOE y Unidas Podemos firmaron en el pacto presupuestario en octubre de 2017 la subida del Salario Mínimo Interpersonal (SMI) a 900 y el Gobierno lo aprobó por decreto en diciembre. Ahora, PSOE y Unidas Podemos proponen una subida progresiva del SMI a 1.200 euros. Además, también coinciden en su propuesta para garantizar unos ingresos básicos en torno a los 600 euros. Seguir trabajando en la Ley de Memoria Histórica Los dirigentes morados presionan a los socialistas para que retiren las medallas concedidas a Billy el Niño y «a todos los torturadores del franquismo». Es una de sus medidas más importantes en Memoria Histórica. Por su parte, el PSOE explica que si no lo ha hecho todavía es porque la ley no está habilitada para retirar condecoraciones. Además, Unidas Podemos defiende en su programa la creación de «un programa de exhumaciones de las víctimas del franquismo que continúan en fosas comunes». De hecho, después de la exhumación de Francisco Franco del Valle de los Caídos, el líder de Podemos advirtió a Sánchez que todavía «queda mucho por hacer». «La solución en Cataluña es el diálogo, apostamos por un referéndum pactado y una mesa de partidos» Unidas Podemos defiende en su programa un referéndum pactado y una mesa de partidos para «desescalar» la crisis soberanista. Sin embargo, el grupo confederal renunciará a esta propuesta programática para facilitar la negociación con el PSOE. Iglesias ha expresado en diferentes ocasiones que serán «leales» al Gobierno socialista y que no habrá «dos gobiernos en uno». Sin embargo, su visión plurinacional del país, a la que no renuncian, generará tensiones internas.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!