“La educación online para niños es una opción, pero la interacción social es lo más importante” | Tendencias

En 2012, Daphne Kohler y Andrew Kane, dos profesores de ciencias de la computación de la Universidad de Stanford, comenzaron a compartir parte de sus clases presenciales en una web. Cuando vieron el interés que despertó su contenido, decidieron convertir esta idea en una empresa: Coursera, una plataforma que hoy ofrece alrededor de 4.500 cursos, especialmente orientados a universitarios y compañías. Si alguien quiere aprender a programar con el lenguaje Python, puede acceder a la web y hacer un curso gratis de la Universidad de Michigan.

Jeff Maggioncalda, actual CEO de la empresa, analiza cómo la pandemia ha cambiado los hábitos de educación y los intereses de los ciudadanos en cuanto a formación online. Maggioncalda ha participado en enlightED, la tercera edición de la conferencia mundial sobre educación, tecnología e innovación organizada por la Fundación Santillana, Fundación Telefónica, IE University y South Summit. «Desde mediados de marzo, hemos visto cómo se han registrado más de 24 millones de usuarios nuevos. Eso es más del triple que el mismo periodo del año pasado. Ahora tenemos 73 millones en total», explica a través de Zoom. «Así que sí, el aprendizaje online ha crecido increíblemente rápido por la pandemia».

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!