La deuda de las empresas del Ibex se dispara en 6.600 millones en solo tres meses | Compañías

La deuda de las grandes cotizadas ha aumentado con fuerza en el primer trimestre del año, en un periodo en el que el conjunto de las compañías del Ibex 35 ha entrado en pérdidas. El parón económico derivado de la crisis sanitaria, unido al esfuerzo inversor de muchas ellas, ha motivado que el apalancamiento de las firmas del Ibex de haya subido de diciembre a marzo en 6.608 millones de euros, hasta situarse en 177.244 millones. Este fuerte incremento resulta mayor si se compara con los datos registrados a cierre del primer trimestre de 2019. En 12 meses la deuda de las cotizadas se ha disparado un 6% o, lo que es lo mismo, ha crecido en 9.769 millones.

 Aunque como muestran los datos la mayor parte del aumento corresponde a los tres primeros meses del ejercicio actual, el alza del pasivo no es algo nuevo. Ya a cierre de 2019 las empresas del Ibex rompieron la tendencia de desapalancamiento que había imperado en los últimos años. La aplicación de la normativa contable de arrendamientos NIIF 16 y las inversiones ya mencionadas explicaron entonces el crecimiento del pasivo. En los últimos meses han jugado un papel destacado los préstamos pedidos a la banca como parte de las líneas para conseguir liquidez aprovechando las buenas condiciones de financiación en un entorno de tipos cero.

A falta de que Inditex publique sus datos, una empresa con posición neta de caja, a 31 de marzo, ninguna de las empresas del selectivo español cumplía este criterio. Siemens Gamesa ha pasado de contar con 175 millones de caja a cierre de 2019 a disponer de una deuda neta de 295 millones al cierre del primer semestre de su ejercicio fiscal. Por su parte, Mediaset también ha visto diluida su caja y aunque, si bien ha logrado recortar su deuda en 11 millones en los últimos tres meses, su pasivo alcanza los 19 millones muy lejos de los -194 millones registrados en el mismo periodo de 2019.

ACS, Endesa y Cellnex

En los tres primeros meses de 2020 la empresa que más ha elevado su deuda ha sido ACS. En solo un trimestre su apalancamiento ha subido en 2.320 millones, incremento que en el año se modera a los 1.477 millones, hasta situarse en los 2.374 millones. La compañía presidida por Florentino Pérez alega que este alza del pasivo obedece a la estacionalidad propia del periodo que provoca una del capital circulante, las inversiones acometidas y el pago de 800 millones derivados de la salida de Oriente Medio por parte de CIMIC.

Junto a ACS, en el primer trimestre las principales responsables del incremento de la deuda del Ibex en un 3,8% han sido Endesa y Cellnex. La empresa que pilota José Bogas ha aumentado su apalancamiento en 999 millones, hasta los 7.376 millones. Un grueso importante de este incremento se debe a los 741 millones que desembolsó el pasado 2 de enero para cumplir con la retribución al accionista. Ese día la empresa abonó 0,7 euros por acción con cargo a las cuentas de 2019.

Por su parte, Cellnex incrementó su endeudamiento en 631 millones durante los tres primeros meses del año. Si destacado es este alza, mayor lo es aún el registrado entre marzo de 2019 y marzo de 2020. En ese periodo, la deuda de la empresa de torres de telecomunicaciones la subió en 2.456 millones, hasta alcanzar los 4.569 millones a cierre del 31 de marzo. En este caso el aumento del pasivo se corresponde a las compras efectuadas como parte de su crecimiento inorgánico.

La más endeudada

Telefónica continúa siendo la empresa más apalancada del Ibex 35. A cierre de marzo el endeudamiento neto de la firma que preside José María Álvarez Pallete ascendía a 38.223 millones, cifra que sube a los 44.754 millones si se cuentan los arrendamientos. A pesar de que su pasivo es elevado, la compañía ha continuado con su proceso de desapalancamiento y ha logrado reducirlo en 2.158 millones en los últimos 12 meses. Una estrategia que también continúa implementando ArcelorMittal que desde marzo de 2019 ha rebajado su deuda en 1.537 millones, hasta los 8.795 millones.

No le ha sucedido lo mismo a la segunda cotizada más endeudada del Ibex: Iberdrola. A cierre del primer trimestre la deuda de la eléctrica alcanza los 38.205 millones, 2.646 millones más que en el mismo periodo de 2019 y 436 millones más que los registrados el 31 de diciembre. El aumento viene explicado por las inversiones acometidas por la compañía como parte de su plan de crecimiento en el que la apuesta de las energías renovables ocupa un papel destacado.

La lista de las que más elevan su deuda desde marzo de 2019, la completan IAG y Red Eléctrica. La aerolínea sube la deuda en 2.283 millones, hasta 7.508 millones (63 millones menos que a cierre de 2019) y es junto a Meliá y Repsol una de las empresas que más está acusando el impacto del coronavirus. Por su parte, Red Eléctrica ha elevado su deuda en 1.792 millones en el último año, hasta los 6.376 millones por las operaciones corporativas entre las que destaca la adquisición de Hispasat.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!