La desorbitada deuda de Isabel Pantoja con Hacienda, al descubierto

Madrid Guardar

El regreso de Isabel Pantoja a la esfera pública no ha sido tan idílico como cabría esperar. La tonadillera, que no dejó indiferente a nadie al anunciar su participación en el reality de «Supervivientes», ha visto cómo su vida ha dado un giro de 180 grados en los últimos meses: de su tranquilo y hermético retiro en Cantora a los continuos flashes y las cámaras. Una apabullante exposición mediática cuya explicación se encuentra en el beneficio económico que todo ello le está reportando.

La viuda de Paquirri tomó la decisión de aventurarse en el programa de supervivencia a pesar de lo difícil que le resultó de dejar en España a su madre, Doña Ana, con un delicado estado de salud. Además, a su regreso, el cisma familiar con su hija Chabelita -enfrentada con el resto de miembros del clan- no ha hecho sino empeorar las cosas.

Pero estos no son los únicos problemas que le quitan el sueño a la artista pues, tal y como publica hoy la revista «Semana», a la madre de Kiko Rivera le acecha una deuda con Hacienda que superará para final de año los 2,5 millones de euros. Una desorbitada cifra que arrastra desde hace años y que cada día va creciendo más con la suma de intereses. Así, tal y como informan desde la publicación citada, «a día de hoy, tiene 18 expedientes sancionadores abiertos en Hacienda (algunos ejecutados y otros pendientes de resolución)» que se suman a la deuda millonaria.

Sus problemas económicos tienen su origen en el año 2012 cuando, a raíz de una inspección de Hacienda, tuvo que regularizar las sociedades con las que operaba y facturaba. Aunque ya a partir de 2009, después de separarse de Julián Muñoz, empezó la mala gestión de sus finanzas. Y es que, tal y como remarcan desde «Semana», Pantoja ha ido facturando de manera muy irregular en la última década. Un caos financiero que le persigue desde hace años y que amenaza, ahora más que nunca, su estabilidad anímica y profesional.

En declive

La guerra abierta que mantiene con su hija, los rumores de infidelidad de Kiko Rivera a su pareja, Irene Rosales, y el ictus que sufrió su madre y por el que estuvo ingresada de urgencia en el hospital son solo algunos de los frentes abiertos a los que la artista ha plantado cara en las últimas semanas. Una situación, dicen desde su entorno, que está afectando seriamente a su estado de ánimo.

Loading...

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!