La dependencia al ‘vamping’

Se trata del fenómeno que atrapa a cada vez más personas, generalmente adolescentes y jóvenes, a usar los aparatos electrónicos (móvil, tablet, ordenador) durante la noche, reduciendo las horas necesarias de sueño para lograr un buen descanso. Los adolescentes trasnochan con los aparatos electrónicos en la búsqueda de un refugio de intimidad sorteando el control y vigilancia parental permaneciendo conectados a los dispositivos hasta altas horas de la madrugada. Las consecuencias son los trastornos del ritmo circadiano, cansancio, irritabilidad y cambios de humor, además de fatiga visual y problemas de visión. Por eso, es necesario educar, prevenir, controlar y limitar el uso de los dispositivos y pantallas. No hay que dormir con aparatos electrónicos. Hay que racionalizar los hábitos de consumo tecnológico. Los padres y adultos han de ser referente de hábitos saludables.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!