La crisis sanitaria derrumba la compra de casas de lujo | Fortuna

La crisis sanitaria del coronavirus también se ha dejado notar en la compraventa de viviendas de lujo y súper lujo. Al menos, así lo revela el último informe de la inmobiliaria Knight Frank, que cifra en 6.667 millones de euros el valor de las casas prémium –su precio está por encima de los 8 millones de euros– compradas entre los meses de marzo y junio de 2019, mientras que este total se ha visto reducido hasta los 2.601 millones de euros durante los mismos meses de 2020.

Estos números suponen una reducción del volumen de negocio de 4.066 millones de euros, o lo que es lo mismo, un 60% menos que hace un año. Son el reflejo de una mala coyuntura económica fruto del coronavirus, que también se ha dejado notar en la cantidad de operaciones. Si entre enero y junio de 2019 en Knight Frank se cerraron 446 compraventas de casas de lujo, en los mismos meses de 2020 esta cifra apenas llega a 153, lo que representa un 65% menos. Y en las casas de súper lujo –su valor supera los 25 millones de euros– la situación no es mucho mejor. Mientras que entre marzo y junio de 2019 se cerraron 60 operaciones, en 2020 solo llegaron durante el mismo periodo a 28, lo que representa un 53,3% menos.

Con todo, la crisis no ha llegado igual a todos los lugares. Aunque Los Ángeles y Hong Kong, por ejemplo, se dejan en la comparación más de la mitad de sus movimientos y del valor de sus ventas, ninguna ha sufrido el desplome de Nueva York, epicentro del coronavirus en EE UU, con cerca de 230.000 contagiados y más de 22.000 fallecidos. Allí, de 100 operaciones inmobiliarias vinculadas a casas de lujo se ha pasado a 19, lo que supone una pérdida de más del 80% de las mismas, y de mover 1.420 millones de euros se ha pasado ahora a unos escasos 307, lo que representan algo más de un 20% del negocio de hace un año. En la otra cara de la moneda, la ciudad de Sídney, en Australia –país que, hasta los rebrotes de este mes de julio, logró contener razonablemente el coronavirus y suma algo más de 16.000 infectados y cerca de 200 fallecidos–, logra resistir el golpe pasando de 128 millones de euros en ventas a 85, perdiendo solo algo más del 30%.

Los precios resisten

Pero no todo son malas noticias. Los precios de estas viviendas exclusivas, afirma el informe de Knight Frank, no solo se mantienen, sino que incluso han crecido un 15%, pues si entre marzo y junio de 2019 se situaron en 15,27 millones de euros, en 2020 se han ido hasta los 17,56 millones. A ello han contribuido, dicen los expertos, medidas sociales como la moratoria en las hipotecas o las distintas soluciones que han ido adoptando los países para conservar el empleo, que han ralentizado la necesidad de liquidez.

Pero esto no durará para siempre, especialmente en países como España, donde la pandemia golpeó con fuerza en la primera ola y los datos no auguran nada bueno para la segunda. “La situación de crisis del país podría traducirse en un futuro en moderados ajustes, sobre todo en ciudades principales como Madrid, Barcelona o Valencia, que pueden ver bajar el precio de sus casas exclusivas hasta un 10%. Dependerá de cómo aguanten el PIB y el empleo, algo que aún no se sabe”, explica Juan Galo-Macià, consejero delegado de Engel & Völkers en España, Andorra y Portugal.

Para esquivar los vaivenes del mercado, los compradores acuden ya a fórmulas como el alquiler. Según el último informe de la inmobiliaria de lujo aProperties, en 2019 la cesión de inmuebles de alta gama aumentó un 27% con respecto a 2018, y en lo que va de año se mantienen en los números de 2019 tras cerrar hasta ahora 566 alquileres. “Es un cambio cultural parecido al que se dio hace años en Europa”, dicen desde la firma.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!