¬ęLa casa de Bernarda Alba¬Ľ se convierte en √≥pera

Miquel Ortega (Barcelona, 1963) no recuerda cu√°ndo se enamor√≥ de Garc√≠a Lorca. ¬ęMe fascina desde que lo descubr√≠, que no tengo memoria ni de cu√°ndo fue¬Ľ, dice. Pero s√≠ recuerda que en cuanto ley√≥ ¬ęLa casa de Bernarda Alba¬Ľ pens√≥ que all√≠ hab√≠a una √≥pera. ¬ęEra yo muy jovencito entonces¬Ľ, aclara. Y la compuso. No entonces, sino unos cuantos a√Īos m√°s tarde. El proceso dur√≥ mucho tiempo y el proyecto durmi√≥ largas temporadas en el caj√≥n mientras Ortega continuaba su ascendente carrera como director de orquesta y compositor. Pensada inicialmente para una orquesta de c√°mara, se estren√≥ en versi√≥n sinf√≥nica en el Teatro Brasov de Ruman√≠a en 2007; dos a√Īos despu√©s lo hizo en Espa√Īa, en los Festivales de Santander y Perelada. Y ahora, el Teatro de la Zarzuela presenta por primera vez la versi√≥n original.

El propio compositor es el director musical de la producci√≥n. No iba a ser as√≠ en un principio, ya que el proyecto es idea de Rub√©n Fern√°ndez Aguirre, y √©l iba a ser el director musical. ¬ęYo me hab√≠a reservado estas fechas para estar presente en todos los ensayos y todas las funciones -cuenta Ortega-; fue Rub√©n quien, con el proceso ya empezado, tuvo la idea de que asumiera yo la direcci√≥n, y √©l seguir en el proyecto como pianista¬Ľ.

Una escena de la obra
Una escena de la obra√Āngel de Antonio

La direcci√≥n de escena corresponde a B√°rbara Lluch, ¬ęuna mujer a la que Lorca le corre por la sangre¬Ľ, como dice Daniel Bianco. B√°rbara -nieta de la actriz Nuria Espert– ha velado armas en el Covent Garden londinense, donde ha estado doce a√Īos como asistente y ha trabajado con directores como David McVicar, Bob Wilson o Romeo Castelluci. No puede estar mejor acompa√Īado. La escenograf√≠a es de Ezio Frigerio (¬ęLa casa de Bernarda Alba¬Ľ fue, precisamente, su primer trabajo teatral), el vestuario de Franca Squarciapino y la iluminaci√≥n de Vinicio Cheli. El reparto lo encabeza Nancy Fabiola Herrera, que encarna a Bernarda; la acompa√Īan Carmen Romeu (Adela), Luis Cansino (Poncia), Carol Garc√≠a (Martirio), Marif√© Nogales (Amelia), Bel√©n Elvira (Magdalena), Berna Perales (Angustias), Milagros Mart√≠n (Criada) y la actriz Julieta Serrano (Mar√≠a Josefa).

Buenos argumentos

¬ęMe enamor√© de ‚ÄúLa casa de Bernarda Alba‚ÄĚ en cuanto la le√≠ -relata Miquel Ortega-. Y enseguida vi en ella una √≥pera -yo ve√≠a √≥peras por todas partes-, porque tiene una fuerza dram√°tica impresionante; las √≥peras ganan mucho cuando tienen buenos argumentos¬Ľ.

El libreto de ¬ęLa casa de Bernarda Alba¬Ľ lo firma Julio Ramos. Miquel Ortega y √©l se conocieron a los 17 a√Īos cuando los dos cantaban en el coro de ¬ęIl trovatore¬Ľ en el Grec de Barcelona -un montaje que dirigieron Juanjo Puigcorb√© y Mario Gas-. ¬ęNo s√© c√≥mo se enter√≥ Julio de que yo compon√≠a, pero el caso es que me propuso escribir una √≥pera sobre un libreto que √©l ten√≠a basado en una leyenda, ‚ÄúEl ahijado de la muerte‚ÄĚ. La compuse -alg√ļn d√≠a me gustar√≠a recuperarla-; luego hicimos otra √≥pera peque√Īita m√°s. Julio quer√≠a que le pusiera m√ļsica a un libreto suyo basado en Oscar Wilde, pero yo no me animaba. Y a cambio le propuse hacer ‚ÄúLa casa de Bernarda Alba‚ÄĚ. Ser√≠an finales de 1989 o primeros de 1990¬Ľ.

Una actriz

Loading...

Fue el propio Julio Ramos quien le sugiri√≥ que el personaje de Josefa lo encarnara una actriz y que hablara sobre la m√ļsica. ¬ęHizo otros cambios, como saltarnos el principio y comenzar con la invocaci√≥n de la criada: ‚Äú¬°Ay Antonio Mar√≠a Benavides, que ya no ver√°s estas paredes‚ÄĚ, y eliminar personajes como el de Prudencia… Creo que para la √≥pera son cambios que funcionan muy bien¬Ľ, dice el compositor.

Carmen Romeu (Adela)
Carmen Romeu (Adela)√Āngel de Antonio

Lorca no solo est√° en el argumento, a√Īade Ortega. ¬ęJulio no toc√≥ nada. Hay frases enteras de Lorca. Lo que hizo muy bien es, cuando ve√≠a que se pod√≠a ensanchar el texto para hacer una especie de aria -aunque no hay arias; s√≠ hay solos importantes, eso s√≠-, alargaba las frases para tener m√°s expansi√≥n; o al rev√©s, si cre√≠a que un texto era innecesario para el desarrollo oper√≠stico lo cortaba¬Ľ.

El compositor director

Es rotundo Miquel Ortega al afirmar que Federico Garc√≠a Lorca le marca la m√ļsica. ¬ęTotalmente. Ya me pasa en las canciones que compuse sobre poemas de Lorca. De alg√ļn modo el texto me dicta la m√ļsica. No soy el √ļnico; le√≠ una vez a Eduard Toldr√°, que dec√≠a que le pasaba lo mismo. Siempre he dicho que el primer director de escena en una √≥pera es el compositor, porque con la partitura explica la acci√≥n y lo que quiere que hagan los personajes¬Ľ.

En esta producci√≥n, un bar√≠tono interpreta el papel de La Poncia. No es la primera vez que un hombre se cuela en ¬ęLa casa de Bernarda Alba¬Ľ, que Lorca escribi√≥ para un reparto totalmente masculino; en los a√Īos setenta, Ismael Merlo encarn√≥ a la matriarca en un montaje de √Āngel Facio, y Mats Ek dio el mismo papel a un bailar√≠n en el ballet que cre√≥ sobre la obra en 1978. ¬ęTuvimos el pensamiento de que a Bernarda lo interpretara un hombre -admite Ortega-; pens√© en un contratenor o en un bajo bar√≠tono¬Ľ.

No hay componentes folcl√≥ricos en la partitura de ¬ęLa casa de Bernarda Alba¬Ľ (s√≠ en la escenograf√≠a, una imponente casa andaluza de paredes blancas). ¬ęDe hecho, no se sabe bien d√≥nde transcurre si no fuera por tres momentos en que hay algo que nos recuerda a Andaluc√≠a. La partitura no tiene un arraigo concreto. Si se quiere, se puede hablar de ciertos momentos expresionistas -aunque hay tambi√©n muchos otros mel√≥dicos-; pero, al contrario que en mis canciones, he hu√≠do de las melod√≠as m√°s sencillas. Creo que la acci√≥n, lo que se est√° diciendo, pide otro tipo de m√ļsica menos l√≠rica¬Ľ.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *