La banca cerrará cerca de 4.000 oficinas entre este año y el próximo | Compañías

Primero fue la crisis financiera de 2008, luego la digitalización y el Covid, y ahora la presión que introduce en el mercado la fusión de CaixaBank y Bankia. Todo ello, unido a los cambios de hábitos de los consumidores, está llevando a la banca española a atravesar una nueva reestructuración y revolución, que como mar de fondo tiene una caída de la rentabilidad por los tipos de interés negativos, y ahora la falta de ingresos por la pandemia.

En esa situación, la banca planea el cierre de cerca de 4.000 sucursales entre 2020 y 2021, para pasar de las 23.851 de cierre de 2019 a unas 19.900 a finales de 2021, la cifra más baja desde 1977.

La banca española fue durante décadas el país con más sucursales bancarias y con más bares por habitante. Ahora, casi en ambas cosas nos estamos situando a los niveles medios europeos.

De momento, desde el punto más álgido de número de oficinas, en septiembre de 2008, año en que estalló la crisis financiera, hasta marzo de 2020, últimos datos del Banco de España, las entidades de depósito han cerrado 22.142 sucursales. De esta forma, los cierres se acercan al número total de oficinas, 23.565 a marzo y bastantes menos ya.

La banca, de hecho, ha intensificado los cierres de sucursales, dadas las necesidades de reducir costes, y el giro de los clientes en el uso de los canales digitales, con el móvil a la cabeza.

Los continuos mensajes del Banco Central Europeo, del Banco de España, de la Autoridad Bancaria Europea (EBA) y de los expertos también están ejerciendo una presión en el sector que ha decidido pisar el acelerador en su nuevo ajuste. Aunque algunas entidades reconocen que están cambiando sus planes de cierres en función de los huecos que dejen CaixaBank y Bankia tras su fusión.

Durante este año los planes de cierre de oficinas se han acelerado. Así, CaixaBank, sin tener en cuenta la fusión, decidió hace unos meses adelantar su calendario de cierre de sucursales, para llegar a finales de este ejercicio a las 3.600 agencias. Pese a sus planes con Bankia este objetivo se mantiene, según confirman en la entidad. Así, este ejercicio cerrará, en total, 418 locales.

Bankia ha cerrado ya 145 sucursales. Pero el objetivo de fusión pasa por dar el cerrojazo, como mínimo, a otras 1.500 oficinas entre ambas instituciones. Fuentes conocedoras de los planes de CaixaBank y Bankia mantienen que el número de clausuras puede incrementarse, ya que hay fuertes duplicidades como mínimo en Baleares, Canarias, la Comunidad de Valencia y Madrid, lo que puede llevar a la CNMC a hacer unos números más finos con más cierres. Este plan se plasmará en el papel para llevar a cabo en dos años, pero si se puede antes, será antes, señalan desde un banco de inversión.

Banco Sabadell también ha decidido incrementar la cifra de cierres prevista para este año, para sumar 235 clausuras, número que puede ser ligeramente menor en 2021. BBVA cerrará 160 locales este año, y si no cambian los planes, la cifra será similar el próximo ejercicio. Eso sin tener en cuenta una fusión, como especula el mercado. Kutxabank cerrará 30.

Santander también ha comprobado cómo la oficina va perdiendo fuelle para el negocio. De momento, de enero a junio solo cerró 18 sucursales, ya que el confinamiento paralizó sus planes, y optó por cerrar temporalmente casi la mitad de la red, que ha abierto ya en gran medida. Pero ya ha facilitado a los sindicatos un listado con el cierre de septiembre a octubre de 150 oficinas más. A esta cifra se le unirán en los siguientes meses del año otra tanda de clausuras de 150 locales más, según fuente sindicales, aunque este número no ha sido confirmado por el banco. Tampoco hay una cifra de los cierres que puede abordar en 2021.

Ibercaja prescindirá este año de 60 oficinas, y baraja un número similar para 2021. Abanca tenía previsto cerrar 80 sucursales, y una cifra similar un año después, pero ahora está modificando sus planes tras la fusión de CaixaBank y Bankia para aprovechar el negocio que dejarán estos dos bancos tras su unión. Bankinter y Banca March no tienen entre sus planes reducir su tamaño.

Unicaja cerrará 89 sucursales este año, mientras que Liberbank cederá 200 en franquicia, que el Banco de España lo computa como cierre. Todos estos planes de cierres están planificados antes de que se anunciara la fusión de CaixaBank y Bankia, que dará lugar al primer banco de España. En total, durante el presente ejercicio y el próximo año la desaparición de locales bancarios se aproximará a las 3.900 sucursales, si se tiene en cuenta que falta el plan de cierres de Santander de 2021, y de otras entidades.

Con estos datos, facilitados por los bancos y los sindicatos, a finales de 2021 el número de oficinas se situaría en unas 19.900 sucursales. Habría que remitirse a marzo de 1977, con 19.947 sucursales, para encontrar un dato similar.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!