La balada del paria enamorado

Imagínese que es un jefe de Estado y que las dos superpotencias mundiales representan gran parte de sus negocios. El mundo se enfrenta a la mayor emergencia sanitaria de los últimos 100 años. Todo apunta a una recesión de grandes proporciones y su país es uno de los más afectados. ¿Qué haría? Si usted fuera Jair Bolsonaro, ofendería públicamente a sus dos mejores socios y los sometería a un nivel de ofensa más típico de una escuela primaria que de un alto cargo del Gobierno. Para vergüenza mundial de los brasileños, es lo que Bolsonaro está haciendo con China y Estados Unidos, el primer (28,8%) y segundo (12,3%) mayor socio comercial de Brasil. Desde que Bolsonaro asumió el cargo en 2019, tanto él como sus hijos se comportan con los chinos como mosquitos intentando molestar a un oso.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!