Kanye West, el colapso de un dios del hip hop

La posibilidad de que Kanye West se rompa es real. Uno de los más relevantes artistas del siglo XXI, diagnosticado con trastorno bipolar en 2016, podría estar llegando al límite. Ningún cuerpo —y mucho menos ninguna mente— puede sostener esta montaña rusa de ideas y proyectos en las que ahora mismo está sumido el rapero, empresario y, ahora, supuesto candidato a presidente de Estados Unidos que, por cierto, afirma que no ha votado en la vida. Su primer mitin, el pasado domingo, fue errático: acusó a la célebre abolicionista afroamericana Harriet Tubman de no haber liberado a los esclavos, propuso dar “un millón de dólares o algo así” a las mujeres para disuadirles de abortar y lloró al recordar cómo quiso que su mujer, la hiperfamosa Kim Kardashian, con quien lleva desde 2012, interrumpiese su primer embarazo (la pareja hoy tiene cuatro hijos). Luego publicó una retahíla de tuits acusando a su esposa de querer encerrarlo. Kardashian ha pedido públicamente “compasión y empatía” para West y para el resto de personas con enfermedades mentales.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!