Jens Stoltenberg en el décimo aniversario de la matanza de Utoya: “El odio sigue presente”

El 22 de julio de 2011 Noruega se sumió en el horror. A las 15.25 horas, una furgoneta con 950 kilos de explosivos estallaba en el corazón de Oslo, al pie de la sede del Gobierno que entonces presidía Jens Stoltenberg, actual secretario general de la OTAN. Ocho personas murieron y decenas resultaron heridas. A las 17.17 horas, el autor de la explosión, Anders Behring Breivik, aterrizaba en la isla de Utoya disfrazado de policía e iniciaba un largo e indiscriminado tiroteo de 79 minutos recorriendo la pequeña isla a lo largo de los cuales acabó con la vida de otras 69 personas, en su mayoría jóvenes miembros de la Liga Laborista Juvenil, y dejó decenas de heridos.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!