investigan si puede estar detrás de otras víctimas

MADRID Guardar

El caso del carnicero tatuador de Valdemoro podría arrojar nuevos elementos muy interesantes según las nuevas pesquisas que se están realizando. Uno de ellos es si podría estar detrás de otros ataques, sobre todo, a mujeres en la zona. Un hecho difícil, pero no imposible, debido al carácter mental y violentísimo de este sujeto, en prisión por haber supuestamente matado y descuartizado a una joven de Valdemoro que, además, era su cliente en el taller del chalé ilegal donde vivía como «okupa».

Según ha podido saber ABC, Leonardo Valencia, colombiano de 27 años, guardaba alrededor de medio centenar de guantes genéricos, de látex y trilito en la vivienda, que fue de nuevo registrada recientemente. Los especialistas de la Guardia Civil los han mandado a analizar para encontrar en ellos alguna evidencia biológica de Belén, a la que supuestamente asfixió y luego cortó a trozos, y cuya cabeza lanzó a unos arbustos. Su exnovia sigue imputada por encubrimiento.

La última entrada de la Guardia Civil y la comisión judicial, a la que acudió también Leonardo, tuvo lugar el 7 de noviembre.Como informó este periódico, se llevaron varios cuchillos de grandes dimensiones e incluso un hacha. También había algunas cantidades de cocaína y distintos medicamentos para enfermedades mentales, también tratamientos contra la esquizofrenia. Este punto es importante si se constata que no estaba siguiendo las pautas prescritas por el médico o si, en cambio, las había dejado por su cuenta.

Leonardo Valencia fue arrestado el pasado 16 de octubre. Confesó a su exnovia lo que había hecho, y esta lo puso en conocimiento del Instituto Armado. También fue detenida y enviada a prisión por el juzgado de Instrucción número 3 de Valdemoro, aunque quedó en libertad con cargos el 30 de octubre. El carnicero tatuador está, por ahora, acusado de un delito de asesinato.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!