Instagram cierra la página de activismo Teta&Teta

Teta&Teta nació como una marca sin ánimo de lucro para apoyar el movimiento Free the nipple, por el levantamiento de la censura y la desexualización de los pezones femeninos. Pero el proyecto fue creciendo y ampliándose, gracias en parte a su cuenta de Instagram. “Es una comunidad en la que se visibilizan los distintos cuerpos y pechos femeninos y se intentan eliminar estereotipos y complejos, se comparte y se conversa”, cuenta por teléfono a Verne su creadora, María Rufilanchas. De conversaciones en Instagram surgió, por ejemplo, el proyecto de Lola, el sujetador de una sola copa para mujeres que no quieran llevar prótesis tras una mastectomía. El pasado 6 de agosto, esa comunidad desapareció: Instagram ha eliminado la cuenta de Teta&Teta por una violación de las normas comunitarias. [ACTUALIZACIÓN: durante la tarde del 14 de agosto, Instagram ha restaurado la cuenta de Teta&Teta en Instagram tras una semana inactiva. Puedes leer más información en la parte inferior del artículo.]

Rufilanchas afirma desconocer el motivo concreto del cierre de la página. Normalmente, cuando se debe a un post o imagen específica, el administrador de la cuenta recibe un mensaje diciendo que la foto ha infringido las normas comunitarias y se ha eliminado. En el caso de la cuenta de Teta&Teta, Rufilanchas sostiene que no ha sido así: “Cuando intenté entrar, Instagram me avisó de que la cuenta había sido deshabilitada por violar las políticas de desnudez, pero no sé la causa o el mensaje concreto al que se debe”, cuenta. Verne se ha puesto en contacto con Instagram, aunque todavía no ha recibido respuesta.

El último post publicado antes del cierre de la cuenta en Instagram era una publicación sobre el topless y los mirones en las playas. Este post, sin embargo, sigue visible en el Facebook de Teta&Teta, donde también lo publicó (y ambas redes sociales pertenecen a la misma empresa). La autora afirma que ya ha apelado a la compañía y que esta ha rechazado la apelación, pero que no se rinde: “Le he mandado otro correo hablando de todos los proyectos que realizamos», explica. “No pretendo iniciar una guerra contra Instagram, eso no tiene sentido: las normas de esta red social son las que son. Intento enfocarlo por la labor social que hacemos desde Teta&Teta gracias, en parte, a Instagram, donde han nacido y crecido muchos de nuestros proyectos”, cuenta.

El proyecto del sujetador monocopa Lola, por ejemplo, surgió después de que una seguidora le escribiera contándole que no encontraba sujetadores para un solo pecho, tal y como explicaba en esta entrevista en EL PAÍS. Este sujetador tenía previsto su lanzamiento el próximo septiembre, “y precisamente ahora desaparece la cuenta”, lamenta Rufilanchas.

Además de Lola, desde Teta&Teta han lanzado otros proyectos sin ánimo de lucro como A las olvidadas, que recoge y envía libros a centros penitenciarios de mujeres –y que ya se ha expandido a otros países– o Breast Feeding Welcome Here, que geolocaliza espacios donde poder dar el pecho a salvo de ruidos y comentarios prejuiciosos. Otras ilustradoras y diseñadoras han querido mostrarle su apoyo a través de las redes sociales. Flavita Banana le ha dedicado una de sus viñetas publicadas en EL PAÍS. También han mostrado su apoyo otras artistas como Monstruo Espaguetti o la escritora Elvira Sastre. “Me he sentido muy arropada y se agradece, sobre todo porque ves que la gente valora lo que hacemos”, cuenta Rufilanchas.

La censura sistemática de los pechos femeninos en Instagram

Aunque María Rufilanchas no sabe el motivo exacto por el que su cuenta ha sido cerrada, sí conoce la norma de Instagram que ha infringido y que ha propiciado el cierre: la prohibición de publicar desnudos o imágenes de actividad sexual.

Los borrados de fotos de desnudos en Instagram, aunque se trate de fotos artísticas o incluso obras de arte, son frecuentes. Y, en el caso de los pezones femeninos, estos están directamente prohibidos por las normas comunitarias y se procede a una censura sistemática. También han sufrido borrados en estas redes sociales el Museo Pompidou, por publicar un cuadro del pintor Gerhard Richter en el que aparecían unos pechos femeninos, y la película El abrazo de la serpiente, cuyo tráiler fue eliminado porque se mostraban las nalgas de un indígena. En Instagram, la presentadora Nuria Roca publicó una foto de una sombra en que podían intuirse unos pezones y también fue eliminada.

En el año 2013, tras el borrado de unas fotografías en las que aparecían mujeres que habían perdido un pecho tras una mastectomía, Facebook introdujo un cambio en sus normas para permitir este tipo de imágenes. Actualmente, los pezones femeninos siguen prohibidos “excepto en los contextos de lactancia, parto y posparto, en situaciones relacionadas con la salud (por ejemplo, posmastectomía, concienciación sobre el cáncer de mama o cirugía de confirmación de sexo) o como acto de protesta”, según las normas comunitarias. Desde Teta&Teta también se habían publicado recientemente fotos de mujeres con un solo pecho y, según Rufilanchas, fueron eliminadas de sus stories, pero no del post publicado en su cuenta.

En ocasiones, estos borrados se deben a la Inteligencia Artificial de Instagram. El control de publicaciones, según explica esta entrada del blog de prensa de Facebook  es «una combinación de inteligencia artificial e informes elaborados por personas para identificar publicaciones, fotos u otro contenido que puede que viole nuestras Normas de la Comunidad”. En ocasiones, esa inteligencia artificial falla: el pasado 2019, eliminó por error la foto de un cocido al considerar que infringía sus normas. Horas después, la red social se disculpó y volvió a habilitar las imágenes.

ACTUALIZACIÓN: Tras una semana inactiva, Instagram ha restaurado la cuenta de Teta&Teta durante la tarde de este 14 de agosto. Según ha explicado María Rufilanchas a Verne, la cuenta ha vuelto a aparecer sin que haya habido ninguna notificación por parte de Instagram. «No he sabido nada, ni he recibido ningún correo ni ninguna explicación de qué provocó el cierre», asegura.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!