Inmunología de la esperanza

De la actual crisis pandémica solo nos librará lo mismo que nos ha librado de las anteriores: la inmunidad. Asociamos este término con dos conceptos –la inmunidad natural y las vacunas artificiales—, pero al final ambos se enraízan en lo mismo, esa asombrosa creación de la evolución biológica que llamamos sistema inmune adaptativo, o “las defensas”, para abreviar. Se trata de un sistema genético que llevamos incorporado en las células de la médula ósea –las madres de las células de la sangre— cuyo grado de sofisticación no pudimos atisbar hasta los años ochenta, sobre todo gracias al científico japonés Susumu Tonegawa.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!