Inmune a la poética de la sirena urbana

Imagino que la cinefilia busca desesperadamente tablas de náufrago, su ansia de descubrimientos venturosos en las enmascaradas, bastante solas y condicionadas salas de cine. A falta de los productos estrepitosos, espectaculares, con tirón comercial o primorosos que las majors han guardado con siete llaves hasta que se largue la peste y se cumplan los milimétricos cálculos de su gran negocio, los espectadores deben recurrir a las películas que exhiben heroicamente las pequeñas distribuidoras, cine independiente, con pretensiones de autoría o de vanguardia, documentales, esas cosas. Ojalá que ese público encuentre perlas. A mí me cuesta trabajo en estos tiempos aciagos, mi búsqueda es casi siempre infructuosa.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!