inesperada renuncia en el palacio de Kensington

Cualquiera diría que trabajar para la duquesa de Sussex es uno de los trabajos más deseados del mundo. Sin embargo, según publica «Daily Mail», parece que a Meghan Markle está costando mantener a su personal. Y es que la mujer del Príncipe Harry acaba de perder a su asistente, que apenas llevaba seis meses en el puesto.

«Estamos todos sorprendidos, no entendemos por qué ha querido dejar tan pronto un trabajo de prestigio», han asegurado fuentes del palacio de Kensington.

Son muy pocos los datos que se conocen de la ex asistente, apenas su nombre -Melissa- y la cariñosa despedida del palacio donde la describen como «una persona con mucho talento que jugó un papel esencial en la boda real y a la que todos echarán de menos».

Según el tabloide británico, Melissa fue la encargada de apagar todos los fuegos creados por Thomas Markle, padre de la duquesa, días antes de la boda.

De hecho, la guerra abierta de los Markle contra la novia creó una situación tan estresante que, según el biógrafo real Robert Jobson, Harry de Inglaterra perdió los nervios en más de una ocasión con los trabajadores de su equipo.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *