Independencia a medias

El fatalismo atribuido al dictador Porfirio Díaz, “Pobre México, tan lejos de Dios y tan cerca de Estados Unidos”, admite otros nombres y alusiones, pero resume las gajes de la asimétrica relación entre América Latina y los autores de la Doctrina Monroe (1823), el Destino Manifiesto (1840) o el Corolario Roosevelt (1904), que autorizó el despacho de la infantería de marina a Venezuela para cobrar la deuda contraída por su gobierno con empresas estadounidenses. Como la mirada anglosajona es la que es, quedó consagrado el intervencionismo en países considerados de baja estofa o delincuentes, que acatan arbitrariedades, amenazas y castigos porque a la fuerza ahorcan. Afrontan ahora el estrés de la pandemia, el resquebrajamiento de su futuro y secuelas emocionales.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!