Hilary Swank se casa en secreto y cumple su sueño de vivir un cuento de hadas

Casarse en secreto está de moda, cada vez son más los celebrities que se suman a darse el «sí, quiero» de la manera más íntima posible. David Bisbal, Tina Kunakey y Elena Tablada son solo algunos de ellos. La última en hacerlo ha sido Hilary Swank, quien, junto al empresario Philip Schneider, el pasado 18 de agosto se unieron para siempre en lo más profundo de un bosque.

La actriz ganadora de dos Oscar ha escogido el bosque de Saint Lucia Preserve, una reserva natural situada en una urbanización privada de lujo cerca de Carmel (California). Esta ciudad ha sido la elegida para que el padre de la novia, de edad ya avanzada, pudiese acompañarla del brazo hasta el altar. La gran invitada de honor fue la actriz y muy amiga de Swank, Mariska Hargitay, con quien coincide en muchas de sus vacaciones y con la que ha formado parte de algunos proyectos profesionales.

Como si de un cuento de hadas se tratase, la boda de Swank es la soñada por cualquiera, solo faltaban pequeños destellos en el aire para que fuese totalmente real la fantasía del lugar. Junto a un árbol de secuoyas y pétalos blancos en el suelo formando el altar, ha sido la forma elegida por los novios para unirse en matrimonio. Las pequeñas damas de honor, han sido cuatro niñas que, con corona de flores y vestidos llenos de tules como si de auténticas ninfas se tratase, han acompañado a la novia durante todo el enlace. Tanto el paisaje como la temática escogida se podía esperar a la perfección de la actriz, que siempre se ha definido como una auténtica enamorada de la naturaleza.

Swank lució un vestido de Elie Saab Haute Couture Atelier, el atuendo se tardó más de 150 horas en confeccionarlo, (solo 70 en bordarlo). La actriz buscó un estilo atemporal, y según confesó para la revista «Vogue», superó sus mayores expectativas y no podía estar más encanta de lo bonito que era. La diseñadora Elie Saab Haute es una de las favoritas de la actriz, siempre se ha dejado ver con sus diseños y estaba encantada de que fuese ella quien confeccionase el vestido más importante de su vida. De calzado escogió unas preciosas sandalias de la firma Christian Louboutin con pequeños brillos por delante y tiras de gasa que rodeaban dulcemente sus tobillos. Después, para el vestido de fiesta, optó por un diseño de Maria Grazia Chiuri, de la firma Dior.

Las sandalias escogidas por Hilary Swank de Christian Louboutin – Instagram

Este no es el primer matrimonio de la actriz, anteriormente Swank tuvo un matrimonio «y medio», ya que su segundo intentó fue fallido. Primero estuvo casada con Chad Lowe, con quien se unió en matrimonio en 1997 y decidieron separarse en 2007 tras diez años juntos. Y después, en 2016, llegó a comprometerse con el extenista Rubén Torres, a quien conoció en Nueva York en 2015, pero la pareja no llegó a pasar por el altar. A pesar de que Swank lo anunció en sus redes sociales muy feliz y luciendo el anillo de compromiso, la pareja se separó y la actriz borró la imagen de su perfil.

Loading...

Por lo que se ve Hilary Swank no tiene miedo al matrimonio, si se enamora, llega hasta el final. Este es su tercer intento y quizás sea el definitivo. Como alguien dijo una vez: «A la tercera va la vencida».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!