Héctor Melero, el primer ciego que aprueba las oposiciones de las carreras Judicial y Fiscal: “Cada vez hay menos barreras gracias a la tecnología”

Héctor Melero estudió cuatro años la carrera de Derecho en Valladolid pero nunca vio el majestuoso edificio del siglo XV que alberga las aulas donde se forman los futuros juristas. Tampoco pudo observar las columnas con leones ubicadas frente a la catedral y que, según la superstición, condena a quien ose contarlas a un eterno suspenso. Si lo hizo, no fue con los ojos, sino con las manos, acariciando la piedra igual que los caracteres en braille que le daban relieve a las páginas de los gruesos manuales de Derecho. Héctor es ciego de nacimiento y se ha convertido en el primer invidente que aprueba las oposiciones a las carreras Judicial y Fiscal.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!