¿Hay sitio en el mundo para tantos ricos?

¿Hay un atasco en la cumbre? Desde hace al menos 30 años, las sociedades occidentales están produciendo más élites de las que son capaces de digerir. Cada vez son más numerosos los licenciados en Cambridge o Harvard que no encuentran hueco en los consejos de administración de las grandes multinacionales, la cúpula de la administración o del ejército, las instituciones internacionales o parlamentos. Al menos una parte de esa élite sobrante se convierte en indigesta. Se sentían llamados a comerse el mundo, pero el overbooking les obliga a conformarse con las migajas.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!