Hasta pronto: Verne se despide de sus lectores

Después de casi siete años dedicada a analizar internet y las redes sociales, Verne se despide de sus lectores, al menos en su forma y organización actual. Probar formatos siempre fue parte de su ADN y es probable que Verne vuelva en el inmediato futuro, aunque ya no sea como sección del diario.

Verne era hasta ahora la web dedicada a la cultura digital del diario EL PAÍS. Nace en septiembre de 2014 y ha estado centrada en buscar nuevos públicos, nuevas historias, y, sobre todo, nuevas formas de contar esas historias. Verne ha dado voz a los creadores y a los lectores jóvenes, y ha hablado también de asuntos sociales como la salud mental, el racismo, y el feminismo, este último especialmente desde el boletín La Matrioska. También ha reflejado los problemas del mercado del alquiler en su serie Coqueto mejor ver, que tuvo continuidad en una novela gráfica publicada por Grijalbo. Todo esto además de hablar de temas como la filosofía, la lengua y el humor, sin dejar de lado su objetivo principal: acercar a los lectores todo lo que estaba ocurriendo en redes sociales y hacerlo además con rigor periodístico.

En 2018, Verne lanzó 28 días, un especial sobre la regla que fue finalista de los premios Gabriel García Márquez. No fue el único reconocimiento que recibió el trabajo de la sección: en 2019, las periodistas de EL PAÍS Lucía González y Mari Luz Peinado fueron galardonadas con el XVII Premio de Periodismo Digital José Manuel Porquet, por su labor al frente esta web y por “su contribución a la innovación en formatos, lenguajes y narrativas periodísticas”. Y en 2020, el especial ¿Qué sientes cuando sientes ansiedad? recibió el Premio de Periodismo del Colegio Oficial de Psicología de Madrid.

En 2016 arrancó Verne México, la edición de la web elaborada desde la redacción mexicana de EL PAÍS. Esta sección siguió el estilo de trabajo de Verne, aplicando nuevos formatos y nuevos puntos de vista a los temas sociales, políticos y culturales del país, con especial atención a las redes sociales y a la cultura digital. Verne México también nació con el objetivo de hacer periodismo de lo viral con precisión, investigación y rigor, e igualmente abordó historias sociales, de derechos humanos, de racismo, de feminismo, de derechos LGBTI+, de desigualdad, de cultura y de nuevas generaciones. Se acercaron a tradiciones como la del Día de Muertos, y también nos contaron quién llevó a México las jacarandas de cubren de color morado las calles de la capital.

A lo largo de su historia, Verne llegó a tener un equipo de ocho personas en Madrid y otras dos en México, con una audiencia de más de siete millones de usuarios únicos mensuales. La sección como tal cierra, pero lo aprendido en ella permanece: la inmensa mayoría de los periodistas que han pasado por Verne en estos seis años y medio trabajan actualmente en otras secciones de EL PAÍS, ayudando a hacer la actualidad más accesible a los lectores e intentando aportar otros puntos de vista que sigan enriqueciendo la labor del diario.

Hemos querido despedirnos de nuestros lectores con algunos textos sobre nuestro trabajo en los últimos años:

– Verne, nuestro gran medio digital: las cuatro personas que han estado al frente de la sección comparten reflexiones y recuerdos.

– No digas adiós, di «maravillosa jugada»: nos despedimos con nuestros memes favoritos.

– Gracias por tanto: Verne México te va a extrañar.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!