Habitación con vistas

Estoy pendiente de la presidenta de la comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Mucho de lo que dice me recuerda a su mentora Esperanza Aguirre, que tenía un don para electrizar a la audiencia combinando cierta picardía a lo Lina Morgan con un poquito de astucia gallega tipo Manuel Fraga. Díaz Ayuso tiene talento para las frases llamativas. “No me gusta que me presionen”, dijo ante la tensión por la salida o no de la fase 0. “El coronavirus me ha dado lo peor y lo mejor de mi vida”, sentenció. Y sí, tiene razón, se ha convertido en centro de todas las miradas y ha pasado su lujoso confinamiento en un apartamento con vistas alquilado con una rebaja de lujo ofrecida por un empresario con un corazón de oro.

Seguir leyendo

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!