Guerreros contra el cambio climático

RAFA RUIZ

Fernando Valladares (Mar del Plata, Argentina, 1965; desde los siete años en España) prefiere hablar de “cambio global” porque abarca más interacciones y alteraciones con responsabilidad humana. Desde el abandono del campo y descuido de los bosques a la flagrante pérdida de biodiversidad. Por algo este biólogo es director del Laboratorio Internacional en Cambio Global (LINCGlobal, www.lincg.uc-csic.es). Antropoceno es otro término que le gusta especialmente para definir nuestra manera de estar en el planeta ahora, “muy gráfico”. Empático, inquieto, activo y deportista —en su cuenta de Instagram podemos verle pegándose palizas por las montañas—, Valladares es de esos científicos que valoran mucho la divulgación. Por eso, no entiende que haya aún prensa que publique artículos que niegan el cambio climático. Comunicar. Por algo empezó su carrera como investigador estudiando lo que cuentan los líquenes como comunicadores —bioindicadores— de lo que sucede en el entorno. Transmitir. Para que algo/mucho cambie, su receta: 1. Tolerancia cero con los negacionistas. Ve muy esperanzador el movimiento surgido desde los estudiantes. 2. Cada uno dentro de su círculo, por pequeño que sea, enviar a diario mensajes para concienciar del reto crucial que tenemos por delante — se lo repite a sus alumnos de máster de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, de la Juan Carlos I, de la Pablo Olavide de Sevilla—. Y así, entre todos, ir presionando a los políticos para que tomen medidas reales. Y ya.

¿Qué hace en su rutina para combatir el cambio climático? “Aparte de gestos evidentes y ya básicos como reutilizar y reciclar, sobre todo lo que me preocupa es cómo transmitir a la sociedad lo que hago en mi trabajo, nuestras investigaciones, sin dramatismos”.

Lee más: elpais.com


Comparte con sus amigos!